9 de junio de 2013

Para llevar(se)...

Fuente de la imagen

¡Cuántas veces siento que muchas de las personas buenas que he conocido y que se van marchando no han sabido/podido disfrutar de la vida!
Demasiado sacrificio personal por los demás, muchísimo trabajo y otras tantas preocupaciones de signo diverso. Extremo sentido de la responsabilidad inculcado por unos padres, por duras experiencias vitales.
¿Y ahora qué?

Intentemos llevarnos de la vida esos momentos dulces que podamos regalarnos; todo aquello que se deja fuera de las tumbas no vale para nada. Son sólo cosas.

6 comentarios:

Sergio DS dijo...

Hay días que pasan y reparas casi en la cama que mucha parte de ellos se te ha olvidado vivir.

Juan Carlos dijo...

Pero muchos tienen la satisfacción en esa responsabilidad, en ese sacrificio, aunque nosotros no lo entendamos.
Salu2

ripley dijo...

mi padre prefiere llevarse a la tumba cosas de mi abuelo antes que darmelas a mi que en rigor me corresponden por ser el mayor y el unico que ha mostrado interes por ellas.

pues mira, que le den. hay gente muy rara por el mundo, y mala.

besos

Campurriana Campu dijo...

Sergio, son demasiadas cosas a la espalda. Por eso, disfrutemos mientras podamos. Dediquemos un momento del día para nosotros. Es necesario también para que los demás puedan "disfrutarnos" mejor. Y cuánta razón tienes...

Juan Carlos, al final de la vida hasta los más sacrificados se han preguntado "¿para qué?" alguna vez...Me da mucha pena saber que hay personas a las que he querido tanto que se han ido sin saber qué son esos momentos tan necesarios...Es cierto que era otra época en la que la palabra ocio era un sinsentido, pero no deja de ser una lástima...

Ripley, malos hay en todas partes. Lo más importante es detectarlos cuanto antes y saber torearlos...Por suerte, también hay personas generosas y buenas. Quédate con esto.

¡Que les den a los malos!
;)

mariajesusparadela dijo...

Yo estoy con Juan Carlos: el sacrificado disfruta con lo que da, sin más.
Creo que es una forma de entender la vida.

Me quedo pensativa con el comentario de Ripley, ansioso de las cosas que su abuelo y su padre no se podrán llevar a la tumba.

Campurriana Campu dijo...

Maria Jesús, yo no estoy de acuerdo contigo pero es mi punto de vista y, quizá, tampoco se comprenda bien expresándolo sólo con palabras escritas sobre una pantalla.

Creo que es un error no "mimarse" de vez en cuando. Sé que a veces es complicado hacerlo por las diferentes situaciones personales de cada uno pero al menos debiera intentarse.

Una persona que sólo se dedica a los demás llega un momento que se da cuenta de su error. Sólo se vive una vez (o eso parece)y, de vez en cuando, merecemos ser los protagonistas de nuestra vida.

Gracias por compartir tus pensamientos.