29 de junio de 2015

Escribiendo...

Salió pegando un portazo. Sabía que no regresaría jamás. Hacía mucho calor y la calle se sentía pegajosa, sucia, insoportable. La gente sudaba, los perros agonizaban sobre las aceras de la ciudad, las ratas campaban a sus anchas jactándose de su fortaleza implacable. Aquel día era el comienzo o el final de algo. No tenía ni idea de lo que quería hacer pero sus pasos no dejaban de nacer y morir, nacer y morir, nacer y morir...

26 de junio de 2015

No es por defender a Zapata pero...





Vamos a ver. Creo que las cosas, en momentos delicados por la delicadeza de los intereses de los interesados, se llegan a confundir (o, más bien, se pretende que lleguen a confundir) hasta un extremo ya preocupante. Y, digo preocupante, por ese control-miedo que están intentando imponer en las redes sociales para, según ellos, proteger a las víctimas humilladas. Me pregunto a qué víctimas se referirán...

Lo que nos faltaba ahora es que pusiesen límites hasta a los chistes que escuchábamos, sin concederles más importancia que la que tienen, cuando estábamos en E.G.B. 

¿Quién no recuerda haber oído una y mil veces estos chistes que ahora salen a la luz como si fuesen lo peor de lo peor? ¿tiene algún sentido, más allá del interesado, todo este revuelo?

Sinceramente, me parece increíble que se esté manipulando la realidad política de un país con esto. 
Nos llaman tontos tantas veces que da asco asomarse a la ventana de la desinformación.

Ay...ojalá fuesen tan buenos...ojalá... 
Pero, tengo la ligera impresión, de que los tiros no van por ahí precisamente...

Espero que el pueblo tenga la inteligencia suficiente para saber discernir, para no dejarse liar con eso que nos hace tanto daño: lo políticamente correcto.

Al menos, que no nos roben el humor. El humor no debiera tener límites porque es un instrumento valiosísimo para recapacitar.

Vayamos más allá y dejémonos de gilipolleces.
Que se preocupen de lo verdaderamente importante aunque no regale suculentas audiencias y otros premios políticos, más suculentos aún.

17 de junio de 2015

Treinta años de esclavitud



Casi, casi, pienso como el que escribe la columna de opinión que enlazo a fin de post (y que trata sobre la Unión Europea).

Es cierto que hemos recibido pasta pero ¿a costa de qué y de quiénes?
Las Administraciones Públicas, cuanto más grandes peor. Más se diluye todo, más agujeritos por donde escapar sin ser visto. Más dinero para unos pocos "afortunados de despacho", que sólo buscan un retiro dorado antes de la jubilación, más dorada aún.

Creo que hemos cedido demasiado poder de decisión a unos extraños que no nos conocen de nada y a los que importamos más bien poco. Este tipo de macroorganizaciones convierten, o pretenden convertir, en homogéneo lo heterogéneo. A veces, es cierto, hay un efecto rebote que hace saltar las diferencias pero con chispas. Las chispas, a su vez, convierten lo que podría ser un enriquecimiento por diversidad en algo peligroso. 

No sé. No me convence la Unión Europea después de tantos años. 
No quiero que me dirijan los que están tan lejos, los que son tan diferentes a nosotros, los que sólo buscan un beneficio a nivel global sin conceder importancia a los casos particulares. Y todos nosotros, pienso yo, somos casos particulares. Absolutamente, todos. Bueno...casi todos.

Y disculpad la ausencia de Arte en el saloncito últimamente. No me olvido del Arte pero, con estos "artistas" alternativos, no puedo evitar desahogarme de alguna manera.

¿Es demasiado tarde para pensar en la Unión Europea y su futuro destino? Puede ser...


A ver qué os parece la columna de opinión inspiradora (gracias al que me la ha enviado por correo electrónico).

Pinchad aquí. Si gustáis, claro...

13 de junio de 2015

Martiño Noriega y su gobierno en Compostela


En Compostela también van a cambiar las cosas.
Compostela tiene connotaciones especiales como ciudad y, por ello, ha adquirido más importancia ese debate que vuelve a surgir ahora con más fuerza y que podríamos titular "actos religiosos-actos institucionales".

La noticia que ha salido esta semana en prensa, aquí en Galicia, ha sido la siguiente:

Noriega le pedirá al rey que no le delegue la ofrenda al Apóstol

Martiño Noriega no quiere verse en la tesitura de tener que responder a la invitación de la Casa Real para ejercer de delegado regio ni en la próxima ni en ninguna otra ofrenda al Apóstol durante su mandato. Para el 25 de julio el candidato de Compostela Aberta ya estará ejerciendo como alcalde si, como es previsible, este sábado accede al bastón de mando capitalino como líder de la lista más votada después de que los nacionalistas hayan confirmado ya el apoyo expreso a su investidura y los socialistas comprometiesen que su voto también la favorecerá.

Desde la defensa de la laicidad de las instituciones públicas el futuro alcalde no se ve en ofrendas. «Non teño vocación de que iso aconteza». No se ve ni él ni a ningún otro miembro de su formación, porque la posición de Compostela Aberta al respecto «vai máis alá das persoas e non é unha cuestión de crenzas persoais, senón de posición colectiva política». Y para evitar ese escenario ha decidido tomar la iniciativa para que la Casa Real no lo nombre delegado regio.

Tras su toma de posesión establecerá contactos en ese sentido. Hay otras autoridades públicas que pueden asumir ese papel, vino a decir, «sen que teña que pasar por que eu teña que confrontar unha aceptación ou un rexeitamento» y «vernos nese tipo de controversia», indicó después de declinar ayer la invitación para asistir en Lugo a la Ofrenda do Antigo Reino de Galicia, en coincidencia con el futuro regidor de A Coruña, Xulio Ferreiro, que también declinó esa invitación alegando la «laicidade» institucional.

Pero Noriega marca diferencias entre una y otra ofrenda. En el día del Apóstol hay otros «actores», como la Jefatura del Estado y otras instituciones y cuestiones que afectan a la ciudad. Y con esas instituciones y en torno a esas cuestiones es con las que pretende entablar «diálogo» tras su toma de posesión para evitar «controversias». Y suyo será el primer paso. «Para iso», dijo en relación al interés del nuevo gobierno local en evitar que la Casa Real curse invitación para que el alcalde ejerza de oferente, pero también «para falar doutras cousas» vinculadas con el Real Patronato de Santiago e igualmente con la Xunta, la Iglesia y la USC, precisó.

Al margen de los actos religiosos, Noriega evitó precisar ayer el nivel de representatividad del ejecutivo local en el programa que rodea a la ofrenda. Darán cuenta, dijo, cuando «o teñamos definido». Hasta el 25 de julio «teremos tempo para traballalo, perfilalo e comunicalo».



 Me encantaría saber qué opináis al respecto.

10 de junio de 2015

Ni somos del todo inocentes, ni somos del todo culpables...



No había visto todavía El rincón de pensar, el nuevo programa de Risto Mejide. Me gustan sus entrevistas y no me gustan otras tantas cosas de él. Pero, de los entrevistadores actuales, quizá sea el que más me gusta...

Dejo aquí la entrevista que hizo hace algunos días a Mario Conde. ¿Qué decir de Mario Conde? Se pueden decir tantas cosas... Hablaremos por hablar porque la mayor parte de nosotros no hemos bailado entre tantos interesados e intereses como protagonistas tan principales. Bailamos de otra manera en un sistema que engaña a una mayoría para que vivan bien (o con más posibles, al menos) una laaaaaaaaaaarga minoría. A día de hoy, sigo sin entender cómo, a pesar de todo, soportamos de esta manera. Aunque sea débil la manera...

¿Qué hizo realmente Mario Conde? ¿Fue a la cárcel simplemente por envidias, por temores de los poderosos que mueven o hacen mover los hilos? ¿Qué sabe Mario Conde y no ha contado? ¿Quién "tumbó" en realidad a Mario Conde? ¿Qué dejó o arriesgó en ese "no caminito" del que habla? ¿Qué debería haber hecho o no haber hecho para evitar su paso por la cárcel?

Estoy de acuerdo con él en muchas cosas. Lo peor...que nuestra Justicia no funcione (sin referirme a la sentencia que lo condenó). Si empezamos por arreglar este punto negro de nuestro sistema, lo demás será casi un camino de rosas.

No es el sistema. Somos nosotros.


Enlace a la entrevista (a quien pueda interesar)

9 de junio de 2015

Zerolo




Hoy ha muerto Zerolo. Lo seguía en las redes y hace algún tiempo su voz desapareció de ellas debido a su delicado estado de salud. Le he criticado por su populismo. También le he felicitado en otras tantas ocasiones. La forma con la que afrontó su enfermedad lo hizo grande, más grande. Grande porque no perdió su amor por la vida, la lucha constante por lo que él consideraba justo, sus ilusiones que agarró con fuerza hasta el último suspiro.

De Zerolo había muchas cosas que no me gustaban. Le perdono todas por esa fuerza vital que tenía y que es, a veces, tan fácil de perder. Tan fácil...

Hasta siempre.

2 de junio de 2015

Una historia de Arte y una historia de Historia

Hace algún tiempo, os dije que en el saloncito regresaríamos al Arte porque la política no daba más de sí. Claro que da más de sí pero, es cierto, llega a saturar aunque leamos poco la prensa desinformativa, aunque escuchemos lo básico de las conversaciones de café. 

Hace algún tiempo, me sumergí en el Arte para seguir viviendo, para seguir aprendiendo. Los ojos, si los tenemos abiertos de verdad, no dejan de aprender, de desaprender también...según se "mire".

Pero la Historia que se esconde tras los cuadros me parece encantadora, mágica, reveladora. Tras ellos, una cantidad de letras, de palabras atropelladas sobre una sola imagen. Solamente, hay que dejar volar nuestros conocimientos, nuestras impresiones, nuestras sensaciones...

Las historias pequeñas que componen la gran Historia del mundo, están ahí pegando gritos y deseando salir de las entrañas de las obras. Los autores las crearon por algo.




Me han gustado estos dos cuadros de Abraham Solomon, titulados First Class- The Meeting (Primera clase-La reunión). 
La primera versión data del año 1854.
La segunda es una versión revisada de la primera (realizada en 1855). La sociedad de la época victoriana no vio bien el atrevimiento de los dos jovencitos con su flirteo furtivo mientras el padre, la autoridad, dormía. La sonrisa pícara de ella, la mirada de él, los colores sonrosados de las mejillas de ambos, la luz cálida que lleva los ojos del que observa la escena hacia esos colores, el juego amoroso de dos viajeros de un vagón de primera clase en una época en la que existían tantas desigualdades sociales y tanto respeto por la etiqueta, L'étiquette.



Más información, aquí.

Por cierto, a quien disfrute del Arte, recomendada la película National Gallery. Si la veis, ya me contaréis. Aunque nunca me contáis... ;)