27 de abril de 2016

Otras elecciones o como llamarnos tontos


Fuente de la imagen



S.M. el Rey

Comunicado de la Casa de S.M. el Rey una vez finalizada la ronda de consultas de los días 25 y 26 de abril

Palacio de La Zarzuela, 26.04.2016
1. Su Majestad el Rey ha concluido las consultas que, en cumplimiento del artículo 99 de la Constitución, se han desarrollado durante los días 25 y 26 del presente mes de abril.
2. Su Majestad el Rey, tras valorar la información que le han trasladado los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria que han comparecido en las consultas, ha constatado que no existe un candidato que cuente  con los apoyos necesarios para que el Congreso de los Diputados, en su caso, le otorgue su confianza.
3. En ese sentido y de acuerdo con lo expuesto el pasado 12 de abril en la convocatoria de estas consultas, Su Majestad el Rey ha comunicado al Sr. Presidente del Congreso, Don Patxi López Álvarez, que no formula una propuesta de candidato a la Presidencia del Gobierno. Todo ello a los efectos de lo previsto en el artículo 99 de la Constitución.



Pues ¿qué queréis que os diga? A mí esto de tener que votar de nuevo me toca las narices, la verdad. Sinceramente, no he seguido los dimes y diretes, los teatros para el pueblo y demás monsergas de todos estos iluminados que pretenden (o pretendían) dirigir nuestro país. Eso que he ganado de vida, de calidad de vida...

Y ahora que se repiten las elecciones, seguiré sin escuchar semejantes discursos vacíos, repetitivos y tremendamente desesperanzadores. No quiero ni verlos. Por querer, no me quedan ganas de coger otra papeleta más. Aun así, seguramente iré a votar de nuevo; a perder mi valioso tiempo para repetir lo que ya les dije una vez y les diría mil veces; cada vez más convencida a pesar de los pesares.

Y sí, Rajoy. Creo que, al haber sido tú el más votado (algunos lo olvidan fácilmente), deberías gobernar o sí o sí. Con acuerdos o sí o sí. Ésa es tu obligación y tendría que serlo en un futuro si fuese el caso; si se repitiese este resultado, que deseo que no. Espero, sinceramente, que nos pronunciemos más rotundamente contra los elementos.

Este país no es de izquierdas porque no puede serlo. No está preparado para ello.

26 de abril de 2016

Bertín, otra vez...




Soy consciente de que ya ha aparecido algunas veces por el saloncito. Ayer, debo decirle, le puse los cuernos con La Embajada. Me daba pereza escuchar a la -antes moderna- Ágatha Ruiz de la Prada. Y bueno...a Pedrojota ya le he escuchado unas cuantas veces también... 

Vaya, que no me interesaba el programa recién estrenado de Bertín en Tele5 y, como no tenía ganas de hacer cosas provechosas de verdad, me tiré a la piscina con el folletín de buenos actores y no tan buenos... Así, para no pensar demasiado en estos tiempos en los que pensar no se lleva demasiado, de cara a la galería al menos... 

Iba de corrupción. Va de corrupción este folletín. De corrupción inevitable...como inevitable es librarnos de ella con la impronta de ser humanos y no divinos. Tan lejos estamos de esa divinidad que ya no la espero. Aprendamos a vivir en medio de la mierda si queremos llegar a rozar con los dedos esas porciones de felicidad, de bienestar al menos...con nosotros mismos, con nuestras cabecitas complejas y puñeteras tantas veces...

Lo siento, Bertín. Me aproximaré a ti si me interesa el personaje o coincide que paso por allí. Ya sabes cómo es la tele. La tele, como la vida, es una casualidad de casualidades, y cada vez menos maravillosas por la edad; por el paso del tiempo que cada vez pone más difícil el éxito porque el éxito es de las cosas sencillas. A las cosas sencillas pertenece, y sólo a ellas. Se nos olvida tantas veces...

Espero tengas éxito, espero también te lo ganes. 

¡A por ellos, Bertín! ¡A por los personajes que tengan cosas que decir!

22 de abril de 2016

El misterioso Prince





El misterioso Prince se apagó anoche. Otro de mis cantantes de infancia y juventud. Un ser pequeñito pero con gran personalidad allá por los ochenta. Lo recuerdo con cariño. Como a tantos otros que decoraron mi banda sonora, en esos años mágicos en los que uno descubre que hay personas que han nacido para decorar y dulcificar esta vida, un tanto desolada. Es necesario. Tan necesario como otras cosas que también son muy importantes.

Pero no lo pensemos demasiado. Disfrutemos de sus obras, de su talento, de su arte y de su forma tan original de comerse el mundo, en aquellos años tan especiales en esto de sorprender.

Prince. Otro al que iría a ver si pudiese. Ahora, definitivamente, tendré que esperar para verlo. O ya nunca lo veré. ¿Quién sabe?

Dicen que era muy buen amante de las mujeres y no me extraña... Los divos tienen algo sexy en esto del amor y la pasión...
Dicen que también sufrió mucho. No dudo de eso porque la vida en la cresta de la ola no suele ser fácil. A la vista está por estos finales a los que nos acostumbran las estrellas que se van apagando.

Queda su música, sus movimientos, su ambigüedad; en aquellos años novedosa, fresca, especial...

Hasta siempre, mi querido Prince. Y gracias...

No debemos olvidar su canción Nothing compares to you...más conocida en otra voz pero a él...da gusto escucharlo...

21 de abril de 2016

Los dibujos de Javier Mariscal

Fuente de la imagen

Siempre me han gustado los dibujos de Javier Mariscal. Sobre todo, los que relatan rincones acogedores, cotidianos. Me vienen a la mente las terrazas veraniegas, las ventanas cálidas de alguna casa catalana, las plantas con sus flores de colores vivos sobre las mesas de alguna habitación particular, el mar y sus veleros, las copas de vino, las cocinas con sus utensilios desperdigados, los bares con sus clientes absortos en alguna lectura de la prensa del día...

Javier Mariscal nos lleva, con su obra, a esos sitios que vemos todos los días y que merecen, efectivamente, un homenaje. Por eso me gusta...por eso veo en él una sensibilidad especial a la hora de captar la vida. Y la capta bien, incluso saliendo de España...

En relación con esto, me gustó mucho también la película Chico & Rita. Recomendada, por supuesto. Con este toque especial del dibujo de Mariscal y la historia... La recuerdo con cariño. Seguramente, la vuelva a ver de nuevo. No me importaría nada.

No supe hasta hoy que Mariscal ha pasado muy malas épocas a nivel laboral. Si estuviese en Barcelona, claro que me pasaría por su exposición. Dejo aquí la información recogida en esta página. Por si andáis cerca en estas fechas. Y espero me contéis impresiones, si tenéis la suerte de ir...

Vivir del arte, ya se sabe, es jodido en época de crisis.

Javier Mariscal se reinventa.
Tuvo que cerrar su Estudio, célebre en todo el Mundo : “Es una realidad que muchos pasamos, profesionales que hemos trabajado de freelancers,  fotógrafos, diseñadores, arquitectos, ingenieros… Y, de repente, en el mercado de lo que se llama cultura, diseño, artes visuales, no sólo ha habido un bajón: ha habido un corte en seco. No hay trabajo. Fue muy repentino y muy duro.” declaró recientemente a El País.
Formábamos un grupo muy agradable que era como una familia. Romper y tener que decir “nos vamos a la calle” me produjo un dolor tremendo. Tenía un trasatlántico y no pude frenarlo, no es lo mismo que frenar una bicicleta“.
Así que ha vuelto a su faceta inicial: la de dibujante. Y como tal realiza su segunda exposición en Barcelona, en la Galería Eude.
Me gusta el proceso del dibujo. Siempre he pensado que dibujando todo lo que me rodea, tomando apuntes, entiendo mejor el mundo en el que vivo”. Siempre creativo e innovador,  “trato de hacer evolucionar los códigos, los signos, los mensajes gráficos“.
Mariscal se expresa a través de un lenguaje personal, complejo en su intención y sencillo en su manifestación, inocente y provocador a la vez, que le sirve para innovar, arriesgarse y comunicar; para seguir haciendo cosquillas y crear complicidad.
Mi especialidad es crear imágenes, códigos visuales que comunican sentimientos y también ideas, mensajes, cuentos, historias…
Prorrogada hasta el 14 de mayo de  2016
Gratuita.
Horario:
Martes a viernes: 10.30h – 13.30h / 17.00h – 20.30h
Sábados: 10.30h – 14.00h / 17.00h – 20.30h
http://www.galeriaeude.com/

19 de abril de 2016

Arnaldo Otegi, ¿un hombre de paz?




No sé. Ya no sé nada. ¿Cuántas caras opuestas nos quieren vender del mismo "producto"? ¿Cuántos Marios Condes hay? ¿Cuántos Donalds Trumps? ¿Cuántos Otegis?
Que sí. Que mil realidades por cada dos mil ojos pero... ¿tan opuestas? ¿tan apasionadamente diferentes?

El otro día vi un fragmento de la entrevista realizada a Arnaldo Otegi por parte del, antes "Follonero", Jordi Évole (ahora, eso sí, un poquito más relajado, supongo que por su edad y condición). 

Su "simpático" saludo en su día a Otegi con el calificativo de "líder de la izquierda abertzale", no sé...me provocó un respingo emocional bastante desagradable. Mezclar sonrisas con terror produce cierta "incomodidad", cierta desesperanza más bien por la falta de fuerzas. 

No digo que no interese entrevista como ésta ahora en nuestro país; sí debiera interesar si no hubiese tanta mordedura de lengua. Aunque, es cierto, lo que no se dice, muchas veces se dice más que lo que se dice. No sé si me explico... Otegi, bajo mi punto de vista, se definió con sus palabras y, sobre todo, con sus silencios. Con sus gestos nerviosos también.

Este hombre de mirada congelada me produce escalofríos. Siempre me los ha producido. Sigue guardando en él sentimientos tan duros que el escucharlo me revuelve las entrañas... Ni pizca de arrepentimiento en él por lo dicho o hecho directa o indirectamente, frialdad absoluta, falta de empatía, confusión de ideas como no puede ser de otra manera cuando la sangre se mezcla con supuestos ideales... 

El pasado sí que importa y mucho. Esto no fue una guerra. No fue una guerra porque sólo unos iban armados, sólo unos quería destrozar una democracia a punta de pistola y, sobre todo, con mucho miedo, con terror, con absoluta falta de libertad.

Que Otegi haya cumplido sus condenas, que haya intermediado de alguna manera en la solución a nuestro problema más directo con ETA y que quiera olvidar esa "misma historia" que le molesta tanto por tanto que se la repiten, no lo convierte en hombre de paz.

Nunca lo entenderé. 
¿O se me escapa también algo sobre este asunto?
Me lo expliquen entonces.

18 de abril de 2016

A María Jesús Paradela de "Paradela de Coles"

Ayer me sorprendió la noticia del fallecimiento de una amiga bloguera: María Jesús Paradela. La última vez que entré en su blog, había leído una despedida sin opción a comentarios. No sabía que estaba malita, la verdad. Además, parece mentira que una mujer como ella, tan dispuesta y con tanto amor por la vida, se pueda haber marchado para siempre. Es verdad...nos vamos todos, nos iremos todos tras ella irremediablemente...

No la conocí personalmente pero sí a través de su blog "Paradela de Coles", que ya es muchísimo, creedme. También ella ha pasado al saloncito en alguna ocasión. Recuerdo que era una mujer sensible que sabía valorar las cosas buenas de la vida, y eso ya debe reconfortarnos a todos en cierto modo.

Era muy interesante compartir con ella las vivencias en una casa de campo gallega, que era más que una casa. Su diario era su blog acogedor, su rincón especial. Con sus confidencias, creo haber compartido con ella la recogida de los huevos de las gallinas, el baño a uno de sus caballos, el magosto, una comida a la gallega en una mesa repleta de generosidad, el amanecer y anochecer de los árboles frutales, la luna y el sol de nuestra Galicia: la de todos.

María Jesús, has dejado un hueco importante en nuestra blogosfera. Eras, sin duda, una bloguera especial. Siento no haberte escrito pero fue debido a mi desconocimiento. Pensé que te ibas por otro motivo más amable o, al menos, menos duro. Te imagino, María Jesús, compartiendo un pulpo gallego y un buen vino por ahí arriba. Así quiero imaginarte.

17 de abril de 2016

¿Volverá ese sueño americano con Donald Trump?


Después de la lluvia de críticas recibidas por este hombre que, obviamente, gusta de popularidad, Donald Trump, debo decir que me he interesado un poco más por su personaje que apenas conocía, salvo por las menciones realizadas con saña y gusto sobre él por parte, sobre todo, de los denominados "progres". Esto último, por cierto, me hizo desconfiar e, incluso, mirar con otros ojos a este, ahora también político, de aspecto un tanto curioso. Por este motivo, intentaré estudiar un poco más su figura.

Sí. Conocía las Torres Trump de NY, a su primera esposa Ivana Trump, a su hija Ivanka... También, como no, que era un empresario de bienes inmuebles, cadenas hoteleras...supuestamente de éxito (nunca se sabe con esto de las "grandes fortunas") y que ahora se presenta como precandidato por el Partido Republicano para las elecciones de Estados Unidos.

Pero...¿de verdad es un hombre tan malo, tan malo? Leyendo por aquí y por allá (y seguiré leyendo) no todo son malas críticas. Incluso, personas que han trabajado cerca de él mencionan ciertas virtudes, entre las que se incluye el saber escuchar y la amabilidad. Está claro que tiene mensajes lejanos del populismo aunque no tengo muy claro el tono con el que los dijo (algunos sacados simplemente de tuits).
Pero...¿qué queréis que os diga?...  Populismo no implica buenas y justas soluciones. El populismo muchas veces mata la Justicia de un país.

Sigo leyendo. Me encantaría también conocer de primera mano la opinión de los americanos. Quizá me sumerja en foros... Internet es un pozo de información y desinformación. Hallemos la media. Sepamos hallarla en la medida de lo posible.

Espero volver a este tema. Interesante, al menos.

Ocho apellidos catalanes y otras tonterías que nos venden



En fin. Llevo viendo esta imagen, cada vez que voy a elegir una película del listado disponible, desde que he contratado el servicio de televisión a cierto operador de telecomunicaciones. De verdad que ya aburrís y mucho. ¿Cómo se puede vender así semejante bodrio? ¿cómo se puede engañar de esta manera a los públicos? Que sí, que se comieron el mundo con los apellidos vascos. Que bueno, que no era buena la película ni mucho menos pero tenía algún rasgo novedoso, por la forma de reflejar una nueva manera de reírnos de nosotros mismos en esta España cada vez más resquebrajada.

Es cierto que nunca me ha gustado la comedia pura y dura española. Diré "casi nunca" por si las moscas. Tendría que remontarme tanto tiempo atrás que ya apenas recuerdo... El cine español es de dramas que permiten jugar con ciertos toques cómicos acertados. Y de conciencia social también si le quitásemos tanta pincelada de politiquillos y politicuchos, tanto abanderado de causas justas...

La comedia española (pura y dura) deja mucho que desear en cuanto a calidad. Se salvan algunos personajes que bordan el género cómico, pero como siempre llegan a explotarse demasiado (manía que tenemos de explotar lo que ha sido bueno para joderlo para siempre), pierden lo conseguido por las genialidades que fueron capaces de hacer tiempo atrás; el que fue SU tiempo.

Soy consciente de que hay que vivir todos los días y este mundo no es nada fácil. Pero está claro que muchos siguen ahí porque incomprensiblemente la paciencia de la gente es infinita y el listón no demasiado alto.

Sí. Me vi obligada a ver las dos películas pero no por mí. A veces una tiene que hacer esfuerzos por los que quiere. Aunque sepa de antemano que les haría un favor no acudiendo a la sala, cuando no tiene ni pizca de ganas porque sabe con lo que se va a encontrar.

Hacednos y haceos un favor: no volváis con los apellidos nunca más. Y menos si son "galegos". Ya os estoy viendo...Ayyyyyyyyyyyyy