14 de marzo de 2007

Ojalá

Ojalá que las hojas no te toquen el cuerpo cuando caigan
para que no las puedas convertir en cristal.
Ojalá que la lluvia deje de ser milagro que baja por tu cuerpo.
Ojalá que la luna pueda salir sin ti.
Ojalá que la tierra no te bese los pasos.

Ojalá se te acabé la mirada constante,
la palabra precisa, la sonrisa perfecta.
Ojalá pase algo que te borre de pronto:
una luz cegadora, un disparo de nieve.
Ojalá por lo menos que me lleve la muerte,
para no verte tanto, para no verte siempre
en todos los segundos, en todas las visiones:
ojalá que no pueda tocarte ni en canciones

Ojalá que la aurora no dé gritos que caigan en mi espalda.
Ojalá que tu nombre se le olvide a esa voz.
Ojalá las paredes no retengan tu ruido de camino cansado.
Ojalá que el deseo se vaya tras de ti,
a tu viejo gobierno de difuntos y flores.

¿Quieres escucharla?

5 comentarios:

Campurriana dijo...

Dicen que Silvio la compuso en un momento de arrebato, dedicada a un primer amor que nunca pudo agotarse, quizá por las circunstancias, y que camina como un fantasma en los recuerdos...

Raíña Loba dijo...

Me pone la piel de gallina.
Y una vez más me recuerda nuestra pasada convivencia, con mucho cariño.

El mendigo dijo...

Oye, porqué no lo haces redondo e incrustas un archivo con la música?

Me encanta la fotografía

;)

Campurriana dijo...

Cuando tenga el otro disco duro, que sigue por ahí sin formatearse...
De momento en éste tengo lo mínimo, y mis canciones ausentes...
Seguro que si haces un esfuerzo, la escuchas en tu cabecita...
:)

Roi Mudo dijo...

Un simple enlace a la red (youtube, for example), no hace falta que lo subas tú misma.