21 de abril de 2007

¿Hasta dónde estamos dispuestos a llegar?...

EL MÉTODO GRÖNHOLM
"No importa quiénes somos ni cómo somos, sino lo que aparentamos ser. Nuestra auténtica identidad no le importa a nadie, ni a nosotros mismos. De estos pequeños efectos colaterales del capitalismo, es de lo que trata esta obra."

1 comentario:

Campurriana dijo...

Una crítica a unos procesos de selección que, en mi opinión, no permiten visualizar en absoluto lo que realmente importa de la personalidad de los aspirantes a un puesto de trabajo.

No he acudido a muchas dinámicas de grupo (o como indicó alguna vez el subconsciente de algún entrevistado que me acompañaba en semejante aventura, "terapias de grupo") pero siempre me ha llamado la atención, que en toda sala que se preciase, apareciesen personajes con un comportamiento tan extremista que llegaban a provocar una duda general sobre si en realidad eran simples candidatos o, por el contrario, actores y actrices merecedores de un Óscar...

La pregunta del título de esta entrada puede interpretarse de varios modos...¿hasta dónde estamos dispuestos a llegar para alcanzar ese puesto?, o ¿hasta dónde estamos dispuestos a llegar para perder totalmente la dignidad por conseguir ese trabajo?...