19 de abril de 2007

Lempicka y sus labios rojos...

2 comentarios:

Campurriana dijo...

Siempre me ha llamado la atención la pintura de Tamara de Lempicka, que no dudaba en reconocer que pintaba por dinero, y que vivió los años en que París era un nido de creatividad, de jóvenes que deseaban disfrutar de los placeres sanos y no tan sanos de una ciudad en auge...

Espero acercarme por Vigo...

Campurriana dijo...

Al final pude ir y guardo un grato recuerdo de mi visita a esta exposición que me trasladó a otra época de artistas y de un glamour que seguramente no era tal y como se muestra en las viejas fotografías en blanco y negro...

A ver si Tamara se anima a regresar a Galicia.