16 de mayo de 2007

Bajo los soportales...

Un día cualquiera, a la hora de la siesta, podemos pasear por los soportales de aquel pueblo que ahora se mantiene vivo gracias a sus mayores; a las personas que conocen un pasado que parece tan lejano, y unas experiencias que fueron tan diferentes a las nuestras...

4 comentarios:

Raíña Loba dijo...

Me gustan los soportales, tienen un encanto que no puedo explicar. En cada lugar que encuentro algunos, tengo que pasear entre ellos.

Te habría encantado Chambéry, es una ciudad con una gran parte antigua, llena de callejones cerrados, como un túnel(pero bien iluminados)que te llevaban a otra calle mayor, a una plazoleta, a un patio descubierto como las casas andaluzas... tenían mucha historia, pues las puertas tenían grabados de madera, en la piedra.
Todo el mundo quiere conocer París, y hay otros lugares en qué perderse.

Campurriana dijo...

A mi siempre me han gustado los soportales y pasear por ellos...
Uno se resguarda del calor del mediodía y disfruta de ese ambiente acogedor que crean, en las pequeñas plazas porticadas de unos pueblecitos dignos también de visitar...

maria dijo...

La foto es de Riaza? En Tendilla también hay...

Campurriana dijo...

Podría ser en Riaza...
No es mía la fotografía pero me gustó muchísimo, y, sobre todo, lo apacibles que parecen los protagonistas...quizá hablan de antiguos amores de juventud...
;)