25 de junio de 2007

Un rincón para perderse y para que no te encuentren...

Algunos tenemos la suerte de vivir muy cerca de estas islas, en las que me encantaría pasar unos días con sus correspondientes noches; esos momentos en los que sus playas y sus caminos se quedan casi solitarios, en los que las gaviotas pueden dejar sus huellas en la arena ya desde las primeras horas de la mañana, en los que los faros muestran una imagen silenciosa y bella, y los baños resultan tan placenteros como un paseo al atardecer y una buena cenita antes de tumbarse bajo el cielo estrellado...

Creo que necesito unas vacaciones ya!
:)

3 comentarios:

Raíña Loba dijo...

Yo también!!

Hace mucho que no voy a las Cies.

m dijo...

Yo pienso ir este verano,llevo años intentándolo y mira que las tengo cerca!!
Pero para coincidir,entre mis horarios y los vuestros...va a estar complicado...

Campurriana dijo...

Merece la pena...y sobre todo pasar una noche de lunes o martes...a ser posible en plan romántico entre las mantitas de una tienda de campaña...

;)