1 de agosto de 2007

París en blanco y negro


















4 comentarios:

Campurriana dijo...

De vuelta y con ese poso que te deja una ciudad que no se ha acabado de visitar...una sensación semejante a la que siente un artista, que desea continuar su obra sin secar por completo la imaginación...

Raíña Loba dijo...

Me encantan campu, qué recuerdos y cosas que no había visto, queda muy bien en blanco y negro, será que yo ubico a París en otra época.

El mendigo dijo...

Jooooder

De verdad que esas fotos son tuyas?

Hay alguna buenísima. La de las sillas, la cría con el bateau, las farolas, el arco de la tour Eiffel (que es una mierda de monumento, pero la foto está cojonuda).

Si de verdad son tuyas, cosa que dudo, me postro ante tu genialidad y te considero desde ya mi maestra.

Campurriana dijo...

Mendiguiño, al fin por este país en el que se te echaba de menos, incluso con tus comentarios bífidos...(por lo menos te mojas más que nuestros "muditos" lectores)...

Pues el mérito de las fotografías está en lo que se iba poniendo delante de la cámara a medida que recorríamos la ciudad, y te aseguro que nada más...me gusta fotografiar personas pero también me resulta difícil por otro lado...quizá a ellas no les guste tanto, no sé...

A mi, en cambio, la Torre Eiffel sí que me gustó, y es más, me sorprendió...su tamaño impone y su originalidad también...Eliminaría a tanto turista encaramado a ella...

Un beso y otro para mi Raiña, siempre ahí...

:)