25 de octubre de 2007

¿Placer o felicidad?

¿Acaso prefieres esos instantes de placer intenso, a esa felicidad que supone el no rozar nunca con nada ni con nadie para no sufrir jamás?

2 comentarios:

El mendigo dijo...

La frase no sé, la foto sí, claro.

Mi puto ídolo como escritor. Es capaz de escribir sobre los recovecos del alma, y hacerlo con una elegancia y un desenfado propios de un príncipe de las letras. Su estilo es fresco, leve, brillante.

Hasta que la suciedad de la cárcel quebró sus alas. "De profundis" parece que lo haya escrito otra personas. Es horroroso ver lo que la miseria humana es capaz de hacer en un espíritu puro como él.

Malditas religiones homófobas, maldita (in)moralidad conservadora que ajaron la más bella flor que nació en la isla desde Shakespeare, y aún así.



Por otra parte, lo que propones tiene un nombre: ataraxia.

Campurriana dijo...

Es una idea que siempre ha rondado mi cabeza, y es que a veces hay que arriesgar, tropezarse con la vida, caer, levantarse, volverse a caer, soltar unas tremendas carcajadas y seguir existiendo...

Admiro a esa gente que sabe asumir riesgos con relativa serenidad...