12 de noviembre de 2007

Antoine d'Agata

En plena pubertad, Antoine d'Agata decidió que se sentía mucho más a gusto camuflado y protegido en el lado oscuro de la luna, y se alistó en el bando de las drogas duras y los placeres desfigurados, renegando de las buenas costumbres establecidas por la sociedad.

2 comentarios:

Mendiño dijo...

Interesante, interesante.

Gracias nena, de verdad que a veces encuentras cosas muy curiosas.

JL Santiago dijo...

"un fotógrafo maldito" excelente descripción!!