26 de diciembre de 2007

La otra cara del Gordo...

1 comentario:

Campurriana dijo...

Y es que uno no se puede fiar ni de su sombra...
A ver si tiene suerte y una segunda oportunidad...