17 de diciembre de 2007

Pin Map

7 comentarios:

Campurriana dijo...

Recuerdo aquel mapa con chinchetas que había en la habitación de mi primo. Era radio aficionado y ponía una en cada país con el que hablaba...
Una práctica que ahora se va perdiendo por la entrada de las no tan nuevas tecnologías...
Y es que a veces hacen desaparecer lo bello...
:)

El mendigo dijo...

Bueno, no sé por qué.

Precisamente gracias a internet, no hace falta ser radioaficcionado para relacionarse con gente de todo el mundo.

Si tu primo sigue teniendo ese mapa, lo tendrá abarrotado de chichetas, a nada que use un poco el skype o el IRC.

Ha aumentado el diálogo entre personas de diferentes culturas, y eso sí que me parece bello.

Campurriana dijo...

Mendiguiño, tenía algo especial escuchar a mi primo hablar directamente con personas de Uruguay o de Noruega. Radio aficionados como él que se reunían en un sitio u otro para celebrar que se habían conocido. De una forma bonita y realmente cercana.
Y ese mapa con chinchetas en su despacho, esa matrícula con su identificación, esos aparatos de radio y esas antenas...esos fallos de sonido, esas voces con miles de acentos...
A mi, que era una niña todavía, me impresionaba todo aquel montaje que era casi mágico, y creo que si no fuese tan niña me seguiría impresionando igualmente...

El mendigo dijo...

No, no, si lo entiendo y me parece muy bonito.

Lo que te quiero decir es que la tecnología, igual que le permitía a tu primo hablar hace unos años, lo único que ha hecho es aumentar las posibilidades de comunicación, perfeccionar el medio.

Lo importante no es el aparato. Radio de onda corta o messenger. Lo importante son las personas que hay detrás, en cualquier rincón del mundo.

Campurriana dijo...

En eso estoy totalmente de acuerdo, Mendiguiño...simplemente no olvidar esos comienzos que guardan algo de romanticismo en las relaciones entre seres humanos...
Pena no tener para discutir...
:P

Campurriana dijo...

Y no se te ocurra meter en esta entrada al señor Chávez, que nos conocemos...
;)

Campurriana dijo...

A ése sí le pondría yo una chincheta ahí mismo...
Sí, sí, ahí, ahí...
:)