13 de diciembre de 2007

Y para que no se nos cele...


La miro de nuevo, como si fuese la primera vez. Paso a su lado y siempre me detengo para volver a saborearla. Porque no es una, sino muchas; tantas como veces paso por esta plaza, por estas calles mojadas...
Fotografía de Manuel Bóo