4 de enero de 2008

Buenos días, tristeza...


"A ese sentimiento desconocido cuyo tedio, cuya dulzura me obsesionan, dudo en darle el nombre, el hermoso y grave nombre de tristeza. Es un sentimiento tan total, tan egoísta, que casi me produce vergüenza, cuando la tristeza siempre me ha parecido honrosa. No la conocía, tan sólo el tedio, el pesar, más raramente el remordimiento. Hoy, algo me envuelve como una seda, inquietante y dulce, separándome de los demás."

Françoise Sagan

3 comentarios:

Campurriana dijo...

¿Alguien ha leído este libro con treinta y tantos?...

El mendigo dijo...

No, pero el párrafo tiene buena pinta, muy buena.

Campurriana dijo...

Parece ser que es un libro para adolescentes, pero en el fondo todos reservamos un poquito de adolescencia en nuestras venas...
Creo que la escritora vivió la vida hasta límites peligrosos...Una de esas existencias basadas en el placer más extremo...
Si lo lees, ya me contarás...