9 de enero de 2008

El segundo sexo

En el centenario del nacimiento de Simone de Beauvoir, nacida en París el 9 de enero de 1908, se impone una visión crítica de la autora de El segundo sexo, uno de los libros más importantes del siglo XX. En el aniversario de Simone de Beauvoir, una mujer de altísimo nivel intelectual y que llevó una vida amorosa libre, que suponía la práctica del sexo con hombres y mujeres, no faltarán navajeros que centrarán sus comentarios en los errores y mezquindades de esta mujer, que, como cualquier ser humano, se equivocó gravemente en algunas de sus decisiones personales y políticas vinculadas a la izquierda.

Unos extractos breves de El segundo sexo deberían leerse en todos los colegios y universidades para que esa basura ideológica sobre la condición femenina, que, por ejemplo, ha llevado en España al asesinato de 74 mujeres en el 2007, empiece a desaparecer del mapa. Estos asesinatos demuestran la extrema importancia de que, en todos los niveles de la educación académica, se transmitan ideas correctas sobre la condición femenina.

Y, en este terreno, Simone de Beauvoir es una maestra de primer orden. El segundo sexo, que se publicó en 1949, se convirtió en 20 años en la biblia del pensamiento feminista. A partir de los años 70, el feminismo creció generando diversas tendencias. Las líderes de esas tendencias -Betty Friedan, Kate Millet, Germaine Creer?- partieron de la obra de De Beauvoir. Leamos El segundo sexo; nuestra educación sobre la condición femenina mejorará mucho.

Ramón Irigoyen, La Voz de Galicia.

¿Alguien ha leído esta obra?

2 comentarios:

El mendigo dijo...

Paraaaaaaa!!!!

Deja un ratito de escribir, anda!

Juder, a la que me voy unos días, y me encuentro varias páginas nuevas de tu cuchitril.

Y lo peor, que parece, así, a ojo, que hay cosas interesantes. Pero no tengo tiempo para leerlas!

Bueno, con tiempo.

La vida de Simone de Beauvoir es de novela, y no me importaría leer más de ella.

Te lo estás currando. Ya llegas al 50% de entradas interesantes (la otra mitad son moñadas). Vamos, una proporción que para sí la quisieran algunos de los blogs más celebrados.

Bueno, ya sabes, prohibido publicar durante una semanita para darme tiempo a leer todas las burradas que has puesto.

Un besote!

Campu dijo...

Jaja...no te voy a hacer caso porque hoy voy a poner verde a Bardem...así, como lo oyes...

Yo leí Memorias de una joven informal, de Bianca Lamblin...me resultó curiosa una historia en la que esta mujer hace una dura crítica de la escritora y de Sartre (cuestiones subjetivas aparte, seguro que algo de razón hay entre sus páginas, aunque sea muy poquita)...

Besos y bienvenido, Mendiguiño!
¿Qué te voy a decir?. Te echaba de menos (ahora que no nos escucha la Lobita)...
:)