25 de enero de 2008

¿Negro o mujer?

Nigger es el término más despectivo para referirse a un negro en Estados Unidos. Porque evoca la esclavitud, esa ignominia que durante tres siglos arrancó de África a 22 millones de personas. John Lennon compuso una canción que se titula Woman is the nigger of the world, en la que viene a decir que ser mujer es aún peor que tener la piel oscura, es como ser la esclava de los esclavos. La canción es del año 1972; entonces el presidente era Richard Nixon. Hoy, 36 años después y a efectos electorales, ¿es peor ser una mujer o ser un negro? ¿Lo tiene más difícil Hillary Clinton que Barak Obama?

Los caucus de Iowa, en el corazón rural del país, dieron la primera victoria a Obama. Pero fueron los hispanos de Nevada quienes resolvieron el empate en favor de Hillary. La campaña de las primarias de los demócratas está inexorablemente unida a la cuestión del género y la raza. Una mujer y un negro aportan ingredientes nuevos y estimulantes para el electorado, pero a veces da la sensación de que están en un juego de equilibrios para, al mismo tiempo, aprovecharse y huir del estereotipo. A ella le gustaría ser un poco negra y a él un poco mujer para ganar las elecciones.

Barak Obama, con sangre africana fresca, no tiene el aspecto de un nigger. Tiene a su abuela en una aldea de Nigeria, pero se crió con su madre blanca y es un profesional de éxito. Hillary lo mismo deja asomar una lágrima (gesto difícil en un candidato masculino) que rechaza ser portada de Vogue. Una mujer que nunca aceptó ser gregaria, reivindica ahora el apoyo de su marido, que a veces finge hacer el papel que tradicionalmente se le asigna a las aspirantes a primera dama.

Mientras Obama aún tiene que aclarar que no es musulmán, a Hillary se le reconoce la estirpe de los que siempre han dirigido los destinos de la primera potencia mundial. En esta contienda un negro aún es más nigger que una mujer.

Fuente: La Voz de Galicia. Autor: Carlos Agulló.

4 comentarios:

Campurriana dijo...

Hacía un comentario hace un rato en el blog de Mendiguiño, tal que así:

Me recuerda a una anécdota que contaba mi hermana hace poco...
Comentaba que un grupo de amigas suyas estaban hablando de un conocido y ella no se daba cuenta de quién era...sí, mujer, el que salió con Zutanita...sí, el que conducía el coche X y vivía cerca del mercado, ¿te das cuenta?....seguía sin saberlo...
Finalmente, y después de muchas descripciones inútiles, dijo: ¿el negro?. Pues sí, respondieron todas...el negro (el único que conocían, por cierto)...
Y es que somos así, así de ridículos a veces.
Lo más triste es lo que se deja ver tras estas palabras, tras estos comportamientos...
Una puta será siempre una puta, por muchos colores que le pongas, un negro será siempre un negro. Y un blanco será, a su pesar, siempre un blanco...
Es como lo de todAs y todos, tan de moda en ambientes políticos. Me pone enferma.
Y, por cierto, hoy leí un artículo en el que hablaban de negros y de mujeres...Woman is the nigger of the world...Lo cuelgo en el blog para que le eches un vistazo...mucho no tiene qué ver con este asunto pero algo sí...

Por favor, no nos carguemos el idioma con mentiras. El castellano es lo suficientemente claro y rico como para estropearlo con palabrería que huele a chamusquina.

25 enero, 2008 17:10

Ruego os acerquéis por su rinconcito para leer la entrada al respecto...

El mendigo dijo...

Uf!

No hace falta que recomiendes a tu nutrido auditorio que visiten mi espacio. Entre la enorme avalancha de público que me visita habitualmente, y los que seguirán presurosos tus recomendaciones, corremos el peligro de saturar el servidor de Blogger.

Jejejejejejeje

Me ha gustado mucho la anécdota de tu hermana.

Por cierto, me ha recordado un chiste, el de los mexicanos y sus caballos. Si no te lo sabes, recuérdamelo que te lo cuente la próxima vez que te vea.

;)

Campu dijo...

Tengo un nutrido y silencioso patio de butacas... No me toques las naricillas, Mendiguiño... :)

En serio, es conveniente que cuando estéis de buen o mal humor (un humor extremo, en todo caso) visitéis ese maravilloso lugar, esa Mirada del Mendigo que siempre tiene algo qué contar...

Para que usted no se me queje.
:P

Mendi dijo...

Hombre, si me dejas donde elegir, no serían las narices lo que te tocaría.

:P

La moral, sin duda, que estoy más acostumbrado.

En cuanto a tu auditorio...me recuerda a una niña pequeña que pone a todos sus peluches sentados, ordenaditos, a lo largo de la cama a modo de "espectadores" mientras ella baila o canta.

Supongo que están tan habituados a la televisión que aún no se han percado que la red es un medio de comunicación bi, multidireccional.

Tus lectores son sumisos, son objetos, receptores.

Mañana, los ciudadanos serán protagonistas, sujetos de la acción y el pensamiento.

Vamos, que te puedes quedar con tus muditos. En mi cuchitril no hay cabida para dummies.