3 de febrero de 2008

Albrecht Dürer



1 comentario:

Campurriana dijo...

Un más que merecido homenaje a Durero: uno de nuestros favoritos, ¿verdad, Raiña?.

Y me quedo con la pena de no haber ido a la exposición dedicada a él y a Cranach, organizada por el Museo Thyssen.
Más oportunidades habrá...