15 de febrero de 2008

El poder de los medios...


Un grupo de jóvenes intenta agredir a María San Gil en la Universidad de Santiago

Independentistas gallegos a María San Gil: "Ojalá te mate ETA"

Triple perdón

Touriño condena la agresión, pero pide a Feijoo que "non intoxique"


Y la entrada del blog de Mendiguiño... (me permito esta licencia)

¿Agresión?

Galicia, un lugar de radicales....
Eso he escuchado por ahí y no me gusta ni lo comparto.

La crispación que unos creen fuente inagotable de votos, los medios de comunicación totalmente podridos de subjetividad interesada y, sobre todo, el rechazo a cualquier tipo de violencia (sea física o verbal).

Y que cada uno extraiga las conclusiones que considere oportunas.

6 comentarios:

Mendiño dijo...

Toda persona tiene derecho a poder expresar su opinión sin ser amenazada o insultada. Incluso María San Gil, una de las dirigentes políticas más repugnantes, defensora del franquismo (con Franco había paz, dijo); dinamitera de procesos de paz, siempre que no los dirija su propio partido; que promueve la ilegalización de todo movimiento que no acepte la Santa Unidad de la Patria y para el que todo lo que suene a nacionalismo vasco "es ETA".

Ahora, todo estudiante o ciudadano gallego tiene derecho a mostrar la repulsa que le provoca semejante u otro personaje, sin ser agredidos por la escolta de dicho personaje.

Y sobre todo, todo ciudadano tiene derecho a una defensa, defensa que el rector y la decana niegan a unos estudiantes, expedientándolos sin haber siquiera escuchado su relato de los hechos. Los condenan antes de que siquiera hayan prestado declaración ante el juez.

La Universidad de Santiago está dirigida por fascistas. Espero una respuesta contundente y masiva del alumnado contra el despotismo de estos neo-franquistas.

Si alguien sobra en la Universidad de Santiago son el rector y la decana de Económicas. Fuera.

En cuanto a las "agresiones", hay un montón de videos colgados en la red, tanto de la entrada como de la salida, tomados con diferentes cámaras. Que cada uno los vea y valore el incidente. Quienes son los agresores y quienes los agredidos.

Que cada quien los vea y extraiga sus propias conclusiones.

Campurriana dijo...

Muchas gracias por tu colaboración y por no cobrarme esa licencia...

Yo de este tema no tengo más qué decir, aunque estoy convencida de que todo se ha magnificado por intereses del partido...

El mendigo dijo...

Escribí esto en otros blogs, a ver si me sabes contestar:

Pero una cosa...¿me querría alguien explicar qué coño hacía María San Gil en la Universidad de Santiago en plena campaña electoral?

Si quiere dar un mitin, que no lo dé en la Universidad, y encima cobrando. Para hablar de la mujer en la economía (tema un poco idiota, remarcar lo que queremos diluir, la condición sexual en la vida profesional, porque no tiene nada que ver) traen a...¡una mandamás del PP! ¿No había otra persona? Demasiado descarada la maniobra por parte de la Decana de Económicas: es toda una provocación.

Máxime cuando la conferencia versó, por lo que he leído, de lo malo malísimo que es Zapatero y de lo perniciosos que son los nacionalismos (periféricos). Lo de la mujer y la economía era sólo una excusa de la Decana (que es evidente de qué pie cojea) para invitar a esta franquista a hacer campaña en el salón de actos y pagarle unas dietas y emolumentos a cargo de los presupuestos de la Universidad de Santiago.

Si yo hubiera estado ahí, también hubiera abucheado.

Campurriana dijo...

Yo no habría abucheado. No es mi estilo ni lo ha sido nunca. Si queremos que nos dejen hablar, también tendremos que dejar hablar.
Simplemente, no habría ido a escucharla.

Lo cierto es que ni siquiera sabía que iba a hablar también de este tema tan interesante...la mujer en la economía... ¿en qué economía?.
Me parece absurdo este tipo de comportamientos en los que parece que se mete a la mujer con calzador en cualquier sitio que esté plagado de hombres...No es la manera, desde luego.
Me recuerda al orgullo gay, en el que parece que a base de plumas tenemos que terminar aceptándolos...o quizá todo lo contrario. Craso error.

El mendigo dijo...

Abuchear no implica no dejar hablar. De hecho, María San Gil habló y habla.

Es un rechazo a que se empleen las instalaciones y el dinero de la Universidad de Santiago en hacer campaña política.

Esta señora puede participar en meetings políticos, y hablar todo lo que quiera. Pero fuera de la Universidad: no es un espacio de adoctrinamiento.

Que un rector o decano tenga unas preferencias políticas es perfectamente normal: pero que se las guarde en el ejercicio de su responsabilidad, y no utilice lo que no es suyo sino de todos, para promocionar y hacer campaña electoral de unas ideas políticas.

Campurriana dijo...

La Universidad está totalmente politizada (desde el punto de vista más negativo, por desgracia), y sobre todo en carreras donde las materias se dan mucho más a ello...la historia, la política económica o la economía política, Hacienda Pública, filosofía... no dejan de ser asignaturas de alto voltaje...

Tampoco veo mal que se se impartan conferencias sobre las distintas visiones que se puede tener acerca del futuro de las naciones, acerca del pasado, del presente...Todo ello no deja de ser contacto con lo que nos rodea, una visión de cómo es el mundo o cómo quieren pintarlo...y a partir de ahí, los alumnos pueden sacar sus propias conclusiones...

El problema es que en este lugar de generación de conocimiento siempre alguien sale más beneficiado, y así no se juega...