11 de marzo de 2008

Revistas para niñas y adolescentes...

Hoy cayó en mis manos un folleto que informaba acerca de un proyecto que lleva por título "Desenfocadas".

Se trata de una exposición itinerante que tiene como objetivo central la reflexión sobre los contenidos de este tipo de revistas, mal llamadas "femeninas" y leídas, no sólo por adolescentes, sino por niñas muy pequeñas...

Y ahí están. Y lo cierto es que si están es porque se venden.
Me gustaría estar convencida de que no influyen a las más jóvenes pero estoy segura de que una gran parte de su público sigue obsesionado por las dietas del melocotón, por la piel de naranja, por el grano que impide salir de casa en todo el fin de semana "por si me ve Zutanito" y, sobre todo, por ese consumismo feroz que ha invadido muchas cabezas infantiles y no tan infantiles...
Triste. Realmente triste.

Por cierto, no tengo ni idea de cómo será este proyecto y de si está o no bien organizado (al margen de ideologías políticas y demás). De todas formas, soy partidaria de eliminar muchos comportamientos de una sociedad que sigue menospreciando esa imagen de la mujer, esa imagen de lo que verdaderamente importa y que se ahoga entre tantos maquillajes, tanta moda, tanto vacío...

Ya lo sé. Este poderoso caballero es implacable hasta con los más pequeños.

1 comentario:

Campurriana dijo...

Imagino que algunas estaréis recordando esos viajes en el autobús con la SuperPop y demás...unas risas y punto. Nada malo. Hasta aquí muy bien y yo me acabo de acordar con cariño de esos momentos...

De todas formas, creo que los niños que hoy son niños viven en una sociedad que no se acuerda de ellos, que no piensa en ellos...Parece como si tuviesen que saltarse la infancia rápidamente para aterrizar de golpe en un mundo adulto sin la madurez suficiente.
Puedo verlo en los más pequeños. Algunos, incluso, tristes en una vida en la que supuestamente tienen de todo o pueden llegar a tenerlo; ¡hasta las zapatillas de la última estrella de moda!. Sí, ésa. La que salió drogándose en una imagen televisiva y a partir de ahí se le multiplicaron los contratos y los números...

:(