21 de octubre de 2008

Y de nuevo, la lluvia...



Y de nuevo, esas tardes grises del invierno en las que apetecen mantas de cuadros y tazas calientes.

Os dejo una colección de miradas de esta lluvia que puede llegar a ser, en ocasiones, muy romántica.

6 comentarios:

Campu dijo...

Ha dejado de llover hace un momento. El cielo, de todos modos, no va a conceder descanso y continúa luciendo de color oscuro y casi tenebroso por La Coruña. Yo sí que creo que estos momentos tienen algo especial...como esas gotas gordas que a veces nos caen por sorpresa en la cabeza haciéndonos cosquillas...

Feliz lluviosa tarde a todos los navegantes.

El Náufrago dijo...

Campurriana,los cuadros son preciosos y sugerentes. Pero cuando llueve como hoy y he sentido la lluvia bajo un paraguas que con el viento se daba la vuelta y la veo ahora desde casa, te aseguro que me quedo con lo segundo.

He bajado a Douce para que se 'aliviara' pero antes de decidirse a salir se lo ha pensado diez veces.

Al final la necesidad pudo más que la reticencia.

Boas noites

Ratzfatz dijo...

Lluvia y gris ... yo odio esta combinación! *ggggggrrrrr*
Saludos de un niño del sol .... uuuhhaaaa
Un Saludo

Campurriana dijo...

La lluvia mejor a través del cristal. De eso no hay duda.

Feliz tarde, navegantes.

Con un par de Sensores dijo...

Me encantan estas imágenes otoño-invernales con que nos has dejado. Yo de 'sottofondo' tengo un tormentón de lo más relajante ;-)

Campurriana dijo...

¡Qué sugerentes tus palabras!...
No suena nada mal eso de los tormentones relajantes.

Felices sueños.
:)