21 de enero de 2009

"La casa de los conejos", de Laura Alcoba


Mi padre y mi madre esconden ahí arriba periódicos y armas, pero yo no debo decir nada. La gente no sabe que a nosotros, sólo a nosotros, nos han forzado a entrar en guerra. No lo entenderían. No por el momento, al menos", dice una niña de apenas siete años. Es 1975, y ella vive en La Plata con su madre, que debe evitar la calle: tiene pedido de captura y su foto aparece en los diarios. Son tiempos funestos. Hace poco se mudaron de vivienda, y para la niña será un cambio radical: descubrirá el secreto, el encierro, y luego el miedo.

En el nuevo hogar se crían y venden conejos. Esa es la fachada pública, porque en verdad es una casa clandestina de Montoneros, una de las más sensibles. Allí dentro los nervios y la ansiedad se aplacan limpiando pistolas y fusiles, acomodando granadas, o en mateadas fugaces y amenas. Los compañeros ya mueren o desaparecen en las calles, y cada semana el ambiente se degrada. La infancia de esa niña declina con el terror de los adultos, con frases cargadas de ira, de una lógica que no logra descubrir y que la apremia. Su inocencia se evapora al mismo tiempo que la Argentina se hunde en la violencia.


No lo he leído ni lo tengo, pero acabo de ver la crítica y una entrevista a la autora en "Página 2", y la verdad, me he quedado con ganas de más...

2 comentarios:

Campurriana dijo...

Acercarse de nuevo a una realidad que transcurre frente a los ojos de un niño. Parece interesante y seguramente aporte algo...el conocimiento de algo vivido y de algo que se sigue viviendo por desgracia...

Ya nos contarás si te animas. O ya te contaremos...

m dijo...

Uff, por ahora, tengo demasiadas cosas pendientes qué leer, intentaré pasar unos meses sin comprar ningún libro!
Pero hay que reconocer que este tiene buena pinta...