31 de mayo de 2009

Paseo mañanero por La Coruña

Fuente de la fotografía: TrekNature

Ha sido todo un lujo el poder disfrutar de un paseo que empezamos temprano en la playa de Riazor hasta San Pedro de Visma. Una zona de La Coruña que parece estar lejos de todo menos de la calma que ofrece el mar...

Pasearla a primera hora es una delicia. La mañana casi no se ha estrenado y la niebla sigue cobijándonos del calor que recorre nuestras tierras estos días. Hacía tiempo que no pisaba espacios abiertos y me siento ahora muy bien por mi acercamiento a la naturaleza que se escapa de los paisajes de ciudad. Tan próxima a aquéllos y a la vez tan alejada. Como si nos hubiésemos escapado de los ruidos de los coches metiéndonos en otro lugar, incluso en otra época. Allí estaban, en el pequeño puerto de San Pedro, el chiringuito que alimentaba guateques, los gatos que crecen al lado de las olas y las chalanillas con sus pequeñas casetas marineras. Me asomé para ver aquella barca que partía hacia el gran océano que se divisa desde allí y me encontré a un marinero que se quitaba la gorra para saludarme. Definitivamente, era otro tiempo el que estaba viviendo en aquel instante.