23 de julio de 2010

De cines abandonados...

Una noche, recién llegada a esta ciudad compostelana, descubrí entre unos arbustos un edificio que llamó mi atención por su ubicación, por su estado, por su magia a pesar de tratarse de una especie de nave sin mayores pretensiones.
Me fijé mejor y allí, a la luz de una generosa luna que le ofrecía una ligera belleza misteriosa, aparecían las letras que fácilmente desnudaban el pasado de esta vieja construcción, actualmente en ruinas. Se trata de lo que queda del antiguo cine Avenida, que antes de denominarse así se llamaba Rayola y en un principio albergó una fábrica.

Como todos los cines, ha tenido una vida romántica, guerrera, pasional, peligrosa, dramática, dulce a veces... aunque sólo sea por lo que ha enseñado a través de su pantalla a aquellos vecinos que aun lo recuerdan con cariño desde sus comienzos.

Nació en 1950 y, como casi todo en esta vida, tuvo épocas buenas y no tan buenas, convirtiéndose en una sala X antes de desaparecer para siempre. En 1989 llegó la redacción del Plan Xeral de Ordenación Urbana y una década después de su aprobación cerró sus puertas definitivamente. Ya no había lugar para los cines en la zona, que buscaba ahora horizontes más cercanos a la frialdad de las salas de los grandes centros comerciales (reconozco que soy una nostálgica).

El edificio sufrió un incendio en 2005, quizá provocado por los que lo habitaban para cobijarse del clima duro de Santiago cuando ya no había taquillas. Actualmente se encuentra rodeado de maleza; una maleza que bajo la luz de las estrellas se convierte en un bello traje para quien algún día fue alguien.
Incluso, dicen que los restos de butacas siguen dando fe de lo que fue en otros momentos más dorados...

Fuentes de información:
El Correo Gallego
La Voz de Galicia

5 comentarios:

Douce dijo...

Los sitios que fueron y ya no son. Los que significaron muchas cosas y ya no se pueden recuperar, sólo soñarlas, reinventarlas.

¡Cuántos sitios que 'vivimos' y no podemos recuperarlos!... Sólo nos queda 'reconstruirlos', adornados...

"En busca del tiempo 'perdido', escribió Proust. Una historia que tenemos pendiente de escribir, pero, ¡ay!, no nos llamamos Marcel:-)

Ñoco Le Bolo dijo...


Nacen y mueren. Tienen alma y se quedan entre nosotros, con las imágenes que nos regalan en su día.

paseando por aquí...

CR & LMA
________________________________

Campurriana dijo...

Pues sí. Siempre me fascinaron estos lugares abandonados que aun, con lo que queda de ellos, nos siguen contando cosas...

Feliz fin de semana, navegantes.

Por cierto, si alguien sabe algo más de este cine o desea puntualizar lo dicho, me encantaría escucharlo...

Ñoco Le Bolo dijo...


Un vistazo:
http://www.lukor.com/not-soc/sucesos/0508/10100442.htm
http://www.20minutos.es/noticia/335540/0/avenida/cine/basurero/http://www.20minutos.es/noticia/167121/0/cine/Avenida/2008/

¿Campurriana es de Campoó?

Saludos

CR & LMA
________________________________

Campurriana dijo...

Ñoco, muchas gracias. La segunda noticia trata del cine Avenida de La Coruña y no de éste, que está en Santiago. El de La Coruña lo conocí yo y era uno de los que más me gustaba...de los grandes...Algún día también hablaré de él.

Campurriana no viene de Campoó pero no me importaría. Me han dicho que es un lugar precioso y espero conocerlo pronto. El nombre me salió casi sin pensar...me gustaba y me hacía gracia. Mis orígenes son castellanos y gallegos.