12 de octubre de 2010

Manuel Alexandre: "el actor entrañable"

Dulce viaje, Don Manuel.

Éste es un fragmento del artículo "tres hombres solos" de Francisco Umbral, publicado el día 15 de noviembre de 2004; una denuncia por haber sido olvidado en vida. Sin duda, era todo un actor al que le faltaron papeles grandiosos, como lo era su manera de actuar.

"Y finalmente Manuel Alexandre, que es el señorito madrileño de los 40, de los 50 y de los 60. A éste le han especializado en papeles de cojo y de castizo, pero el casticismo no lleva inevitablemente a la cojera, ni tampoco a la inversa. ¿Por qué no hace Alexandre más papeles? Será que en la vida española faltan cojos, faltan castizos o falta imaginación.  

Alexandre es un profesional de la cojera castiza, que cojea mejor que nadie como Quevedo cojeaba en sus versos cojos porque le daba la gana. Alexandre, como Quevedo, está "entre cojo y reverencias". También juega al mus, al billar y a otros juegos de mesa. Es uno de aquellos de La Colmena que iban a los billares del Prado a ver posturas. Hoy ya no hace posturas ni juega a nada sino que hace el papel de parado cada día mejor. La última vez que le vi fue en el tanatorio enterrando a otro parado".

Si quieres leer todo el artículo, pincha aquí.

7 comentarios:

Logio dijo...

Descanse en paz.

Douce dijo...

Tienes razón, Campu.Quizá sea uno de los adjetivos que mejor le retrataba. Además de cercano, versátil, humano, simpático, amable, sencillo que transmitía una sensación de humanidad en cualquiera de los papeles que le encomendasen. Un actor de 'reparto' de primera clase.

Que nuestre afecto le acompañe por todo que supo darnos.

Jota Ele dijo...

Se fue un grande, Campurriana.

Uno de esos Actores, con mayúscula, que, sin grandes alharacas, daba un curso de interpretación en cada papel que representaba.

Ya estará en el Teatro del Cielo, impartiendo clases magistrales.

Saludos.

Campurriana dijo...

Ahora ya nos faltan tantos actores que supieron dar lecciones de interpretación...

Siempre nos quedarán sus trabajos para disfrutarlos cuantas veces deseémos.

Gracias por sus palabras. Ojalá las escuche en algún lugar.

cpbas dijo...

Una pena con la buena persona que parecia, lo de actor es lo de menos. :(

Campurriana dijo...

Cp, me alegro de verte por aquí. Pues sí, parecía una persona bondadosa y muchas veces la cara es el espejo del alma...

Amio Cajander dijo...

un grande muy grande
Buen viaje y gracias por los momentos que nos diste