24 de marzo de 2011

Elizabeth Taylor y su eterna mirada violeta...


Parece que se nos ha ido otro clásico de ese cine de antes; de ese cine de siempre. Tenemos el consuelo de que, aunque la mayoría de ellos ya no están con nosotros, permanecen siempre cerca, a nuestro lado...en cualquier momento podemos elegir el sofá de nuestro salón, la manta de cuadros y una de sus películas para revivir momentos especiales de historias especiales que nunca debemos olvidar, que nunca deben dejar de conocer los más jóvenes...Es así como ellos siempre estarán con nosotros por muchos años que transcurran, por muchas generaciones que estén por llegar...

Buen viaje, Elizabeth.

8 comentarios:

Ángel dijo...

Yo siempre la recordaré en "la gata sobre el tejado de zinc".
Insuperable.
Buen post
Un abrazo

Douce dijo...

Lamento su muerte, como la de cualquier ser humano, pero personalmente apenas siento su huella.

Sin embargo guardo un buen recuerdo de sus campañas humanitarias, al margen de su calidad como artista.

De todos modos hay que admirar a los que han 'vivido' su vida con sus luces y sus sombras, pero las 'suyas'

Campu dijo...

A mí me da pena que se marchen los protagonistas de otras épocas aunque esto sea inevitable. Esta despedida está dedicada a todos ellos. No he visto demasiadas películas de Elizabeth Taylor pero tiene el mérito que tú comentas, Náufrago, por encima de todos los demás...

Gracias por compartir a ambos.

Luz dijo...

Recuerdo que cuando era muy joven,me hubiera gustado ser como ella,me tenia fascinada, físicamente era la mujer mas bella que había visto,pero ahora que soy ya mas madura,estoy muy a gusto conmigo misma.Un saludo,LUZ.

Anónimo dijo...

Ya no hay actrices como las de antes,¿no crees?

LUNA.

Campurriana dijo...

Luz y Luna, seguro que no era oro todo lo que brillaba y, desgraciadamente, muchas de ellas eras desafortunadas también por el brillo de tanta alfombra roja...recuerdo a Marilyn...

Anderea dijo...

Qué fotografía y qué mujer. Cuánta belleza.

Gracias, Campurriana.

Campurriana dijo...

Anderea, gracias a ti. Es una fotografía, efectivamente, que engancha. Como sus ojos...

Aprovecho para felicitarte por tu blog. Lo he visto y me ha encantado...ese ramillete de lunas...
Lo enlazo ahora mismo a nuestro saloncito.