21 de mayo de 2011

Mal tiempo para votar...


 

Así comienza Ensayo sobre la lucidez de Saramago. Se debía esta frase, sin embargo, al mal tiempo de aquellos días; a la lluvia me refiero. Después viene todo lo demás...

He de reconocer que cuando recibí la primera noticia sobre este movimiento social que  llena las calles de nuestras ciudades actualmente, volví a pensar en todos los de la ceja, en los interesados que sacan tajada  de estas revueltas porque no tienen cosa mejor que hacer, en los vicios de las organizaciones, de las mentes de muchas personas que no saben ver más allá o que no quieren porque no les interesa... 

Después me invitaron a leer un listado de gente, de personas anónimas con o sin trabajo, pensionistas, indignados en general. Continué pensando en el 15M con cierto resquemor por todo lo que he visto alrededor de movimientos que en un principio buscan el bienestar de la población, y nada más lejos de la realidad si se rasca un poco sobre la superficie de olas y olas que surgen en las calles...

Me he interesado un poco más porque sí que veo Realidad en esta indignación generalizada; la que rodea a una sociedad cansada, harta, cabreada, resignada tantas veces...

Es cierto que se cuelan en estas manifestaciones personas de todo tipo con las que estaremos de acuerdo o con las que no estaremos de acuerdo, pero lo que tengo claro es que el sentir lo tengo; ese sentir que han provocado tantos y tantos gobiernos con minúscula que sólo se han preocupado por beneficiar a los suyos tantos y tantos años. Y no, no creo que nos diferenciemos demasiado de nuestros vecinos de Egipto. Me refiero al fondo mismo de la cuestión porque en cierto modo esto es una dictadura; elegimos a nuestros dictadores por X tiempo y después vendrán otros...¿qué demonios deciden los ciudadanos?...NADA.

Pues sí. Estoy muy enfadada. Ayer estuve viendo cómo se trataba el tema en los canales de diferentes ideologías de nuestra maravillosa e "imparcial" televisión. Me daba vergüenza ajena, y hasta cierto temor, escuchar tales barbaridades de unos y de otros. Tiraban a un lado o al contrario según intereses partidistas de una forma tan poco inteligente que chirríaban sus palabras en los oídos de cualquier ciudadano que sólo quiere que las cosas funcionen en su país, independientemente de las banderas.

Estaremos de acuerdo con cada una de las propuestas o no lo estaremos. Algunas, por lo que he observado, tienen doble lectura y siempre hay que estudiar las consecuencias porque la utopía está muy bien hasta que se cae por los suelos. Pero yo me uno también a estos movimientos (y eso que ya no soy una "chavala")

Me han convencido los anónimos que levantan sus manos para pedir honradez, trabajo, esfuerzo. Que se queden en casa personajes que buscan otro tipo de metas, que se han casado ya tantas veces que aburren, que indignan de verdad a los que de verdad están ahí por un motivo honesto. Yo a ésos no los quiero ver porque ensucian el objetivo claro de este movimiento; tan lícito que en absoluto puede cuestionarse.

Tanto ZP y los suyos como Rajoy, la mujer que provoca un bostezo cada vez que abre la boca y todos los demás son iguales. Duele pensar que tengan que gobernar ahora los segundos porque les toca y, no digo nada, que repitan los primeros...Parece que unos y otros también quieren sacar tajada de todo esto y hemos tenido que escuchar palabras en sus discursos que avergüenzan a una sociedad a la que siguen tratando como a un rebaño de borregos teledirigidos. Como vi en una viñeta ayer..."creo que no se han enterado de nada"...(no han querido enterarse, obviamente).

¿Qué opción nos queda? ¿servirán de algo estas indignaciones?

13 comentarios:

Logio dijo...

De algo tiene que valer, sin duda.
Un abrazo.

jose dijo...

Vaya, por fin alguien que dice las cosas como son: ...esto es una dictadura; elegimos a nuestros dictadores por X tiempo y después vendrán otros...¿qué demonios deciden los ciudadanos?...NADA.

Saludos

Juan Nadie dijo...

¿Servirá para algo?
Rehpuehta: NO

The Doll dijo...

como se echa en falta las sabias palabras de Saramago, el hubiera estado muy orgulloso de este sentimiento.
saludos

Sebastián Navarrete dijo...

Que esto siga, que crezca y crezca y que no se contamine, es necesario. Hemos de creer que esto entre muchos lo podemos cambiar.
Abrazos y adelante, todos tenemos que ayudar.

Amio Cajander dijo...

Solo hay un manera de que valga para algo y no creo que ocurra.

Luna dijo...

Ya lo he leido,me gusta estar informada,¡un buen resumen!.
Besitos.

Douce dijo...

Campu,

Las intenciones son buenas, los sueños muchos, el momento oportuno, la acogida cálida, el empeño joven, las ambiciones justas, el desahogo necesario… y el horizonte hacia UTOPÍA, lejano.

El ‘éxito’ quizá haya llegado demasiado rápido, los ‘lobos’ al acecho, molestos en el fondo, los que dan cuentan de la hazaña y lo pregonan, por no haberlo visto venir. Cuidado, el camino es largo, y arduo… Los días de ‘gloria’ suelen ser cortos, los que tenían que aprovechar ya lo han intentado hacer y seguirán en el empeño…

Terminará más pronto o más tarde estos momentos de gozo, de trabajo, de convivencia y vendrá la rutina. Los interesados, esperan, no tienen prisa, son lobos viejos, saben adular y morder, no se dejarán quitar tan fácilmente el ‘botín’…

Suerte.

Campu dijo...

Suerte. La necesitamos y mucho.

Es peligrosa, efectivamente, la ilusión/emoción excesiva....pero es algo al menos; algo más que la resignación de días pasados, y lo que más siento es que siempre va a haber algunos que salgan beneficiados aunque éste no fuese el fin ni por asomo...

Quiero creer que esto servirá de algo. Que se abrirán debates, que se removerán conciencias, que se cambiará el rumbo de alguna manera...

¿Quién ha dicho que sea fácil?

Empecemos, como decía Amio en su entrada de ayer, por nosotros mismos.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Douce dijo...

Por supuesto esta eclosión no hace más que recoger la sensación de una gran parte de la gente y como dices, es muchísimo mejor que la resignación Es mejor y absolutamente necesario que el pueblo diga en voz alta lo que interiormente siente y sufre. Es bueno y saludable que eso salga a la luz. Lo que ocurre es que debemos ser conscientes de que los que manejan el pastel: Dinero, Poder, Configuración de Opinión no van a dejar tan fácilmente lo que ellos detentan. Conocen perfectamente el ‘tempo’ en que suceden las cosas, ellos atizan el fuego cuando les interesa y dejan que se vaya apagando cuando ya no les sirve. La batalla es ardua.

No me gusta jugar a ‘profeta’, me baso simplemente en la rapidez con que unas noticias silencian a otras. Creo que de momento los ‘indignados’, que también tienen sus asesores, han decidido seguir una semana más en el ‘Campamento Sol’, admirable. Pero su resistencia probablemente, los propios medios que les han sostenido porque les interesaba, dejarán que poco se vaya apagando la llama. Todas las ‘noticias’ tienen el período de caducidad y luego se sumergen en un discreto silencio. Soy idealista y en las mismas proporciones pesimista. ¿Edad, carácter?

Creo que lo expresa Amio es la gran verdad. Si queremos que cambien las cosas, tenemos que empezar por nosotros mismos. No hay que bajar la guardia.

Perdona este coñazo de un Náufrago. Ánimo, siempre.

Campurriana dijo...

Náufrago, me encantan tus "sermones". Ya sabes que en este saloncito eres libre de subirte a la palestra cuando quieras.

Tienes razón: ellos atizan el fuego cuando les interesa y dejan que se vaya apagando cuando ya no les sirve.

Escuchar frases ahora en la sede del PP como "Esto es democracia y no lo de Sol" me hace temer tantas cosas...y no porque haya perdido el PSOE (porque tengo clarísimo que no ha ganado el PP tampoco), sino por la manipulación tan grande que pueden generar los grupos que ostentan ese poder...(dejaré claro que si ocurriese esto en la sede de Ferraz diría exactamente lo mismo)...

España ha hablado, es cierto. España necesita un cambio a todo costa y ha optado por votar a los otros. Me apena, de todas formas, pensar que es ésta la única manera, la única alternativa. Y creo, sin embargo, que los movimientos del 15M servirán para algo.

Eso sí, como bien dices, no debemos dejarnos contaminar por los medios de desinformación ni bajar la guardia.

ÁNIMO SIEMPRE.

Ángel dijo...

Sirven, sirven para movilizar, para expresar el cabreo, para soltar la rabia.
Pero ahora toca reflexionar, buscar el camino que nos permita cambiar un sistema que está probado que no funciona, que se desquebraja y arrastra a la mayoría en su hundimiento.
Tal vez un sistema que permita expresarse a todo un pueblo, como lo hacen las asambleas en la Puerta del Sol.
No se si hablo de la utopía, no se cual es el camino, pero necesitamos una salida y esa salida, a mi entender, sólo puede venir desde una ideología de izquierdas. Tal vez nueva, al margen de estos partiduchos.
Excelente entrada
Un abrazo

Campurriana dijo...

Ángel, quizá deba cederse al ciudadano ese poder de decisión que no tiene, que ha perdido completamente... Habría una mayor implicación de la sociedad en la vida del país y no tanto beneficio individual inmerecido...pasarían a ser entonces gestores los que andan por esos mundos que ahora nos parecen tan lejanos...

A ver qué pasa. Estaremos al tanto.

Gracias por tus amables palabras.