2 de septiembre de 2011

Una serie de días atrás...(VIII)




¿Cómo podría definirlo?
Una atracción inexplicable. Un acercamiento a la belleza salvaje de dos animales que me encantan: el caballo y el toro. Una danza con ellos, entre ellos.
Es cierto. También hay sangre.
Y oro.

4 comentarios:

ñOCO Le bOLO dijo...


· Regresando... poco a poco...
y echando un vistazo atrás a lo último que has subido.
Hay sangre, sí, y hay oro, también, pero... ¿paga el oro esa inocente sangre derramada?
En un post anterior hablabas del pánico y la pasta, sobre el sexo en lugares públicos... ¿vale todo?

· un bico

CR & LMA
________________________________
·

Jota Ele dijo...

Sí. Hay sangre, oro, drama, muerte y... arte, belleza.

Ya estoy de vuelta de mis vacaciones. A partir del lunes, mis blogs comenzarán la nueva temporada.

Saludos, Campurriana.

Anderea dijo...

Tus fotos tienen belleza, pero no me agradan el sufrimiento y el dominio, aunque sean ancestrales, atractivos... Son muy, muy crueles, por gratuitos, por innecesarios. Hay otras formas de belleza mucho más atractivas y respetuosas

En esto, no estamos de acuerdo.

Buena semana, Campurriana.

Campu dijo...

Gracias a todos por compartir vuestros sentimientos. Por mi parte, no puedo explicarlo mejor de lo que lo he hecho en este post. Quizá tengan la culpa los antepasados de mi familia...