2 de febrero de 2012

La ola

Fuente de la imagen

Y la ola se lo llevó todo
como ocurre tantas veces
Su infancia en esta playa
y su generosa muerte

Paradoja de nuestra existencia
tan solitaria, tan fría
tan tremenda

Nos conformamos con su cuerpo
Sólo con eso...

***************************************************************************************

Escribía lo siguiente en esta entrada de la isla que tanto me gusta, relacionada con la tragedia vivida recientemente en la playa del Orzán, en La Coruña:

Los que vivimos aquí lo vemos aún más como una imprudencia imperdonable y, sobre todo, si ésta arrastra la vida de más seres humanos.

No sé si es el deber de los policías tirarse al agua sin más o también fue imprudencia de ellos...y en este tipo de mar aún con mayor razón. No lo sé...

Recuerdo ya unas cuantas tragedias en esta playa.
Una pena. 

Recomiendo que leáis todos los comentarios. Merecen ser leídos.

Han transcurrido los días y lo veo de otra manera y también de la misma. Me explico: creo que hablar es facilísimo pero tachar de imprudentes a los policías no sé si es justo. Quizá, en similares circunstancias en las que vemos que es posible, aunque sea remotamente, salvar la vida de una persona, muchos cometerían/cometeríamos esa imprudencia. Por un lado, me seduce la idea de creer que este pensamiento es totalmente o moderadamente razonable. Imaginemos al chico en medio del agua y relativamente cerca...hacemos una cadena para intentar sacarle a pesar de las olas..."seguro que podemos".

No sé. Lo he sentido mucho, la verdad.

A mí esto de los héroes, como decía un amigo mío, me da grima. De hecho, no me gusta este tratamiento de la noticia que ofrecen los medios para subir la audiencia. Sólo quisiera, eso sí, dedicarles este humilde homenaje en el saloncito. Ojalá este suceso sirva de algo. Ojalá.

9 comentarios:

Logio dijo...

La ola, el mar, la imprudencia, la inconsciencia....
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Como medir la imprudencia?
Donde está la frontera entre la valentía y la cobardía?
Imposible saberlo.
Besos.

Goyo dijo...

Pienso que el trabajo de la Policía, o de muchos de los funcionarios de la Policía se demuestra en lo que éstos tres hicieron en Coruña. Se entregaron sin remisión a salvar a alguien a pesar de que tenían todas las de perder.
Buen homenaje.

Victor Cruz dijo...

La naturaleza humana es muy grande, somos capaces de las mas terribles hazañas, pero tambien somos capaces de salvar vidas sin tener en cuenta la nuestra, un bonito homenaje y mi respeto a los que dan todo por otras personas.
Un abrazo.

Luna. dijo...

Bonita entrada
Todo mi cariño a las familias.

Mª Angeles y Jose dijo...

La verdad que con el mar no se juega, el mar no respeta nada , ni conoce de sentimientos.

Es cierto tambien que jamas sabemos como podemos reaccionar a muchos de los acontecimientos que se nos pueden presentar, jamas se puede decir de esta agua no bebere.....Pero yo prefiero no encontrarme nunca con una decision como esta....

Mi respeto maximo por estos policias.....

Besos

Sebastián Navarrete dijo...

Muy triste. Más en estos tiempos en los que la labor del empleado público está tan castigada por los que nos gobiernan. Luego siempre habrá algún dirigente para hacerse la foto y poner la medalla al féretro, pero a la hora de la verdad, cuando hay que valorar mes a mes la labor desempeñada por policías, médicos, enfermeras, bomberos, profesores, etc. etc. lo único que reciben son bajadas de salarios, congelación salarial y aumento de trabajo y de jornada. Cuando otros se estaban forrando en la época de las vacas gordas, a los empleados públicos se les subía el IPC y gracias, hora ni tan siquiera eso. Hipócritas.

Merce dijo...

Una vez mas Galicia entera se metió dentro del mar...

Nunca podría juzgar un hecho así, al menos yo. Solo me queda espacio para la angustia del momento y luego para la tristeza del desenlace final.

Es dificil, si, o si no. El caso es que fue si, y...

Somos personas, somos humanos y reaccionamos como reaccionamos segun nuestra naturaleza, porque quiero creer que los sentimientos son los que mandan en nuestros actos.

Si juzgaría sin ningun lugar a duda a aquellos que apuntan con sus fusiles a semejantes, a los que violan, matan, someten, humillan...

Yo tambien he leido y oido muchos comentarios al respecto, heroes, imprudentes... no lo sé, el caso es que ya no están.

Tampoco estoy de acuerdo con los excesos de los medios, pero es como en todo. Y tambien estoy muy de acuerdo con el comentario de Sebastian Navarrete.

Vaya...


Biquiños!!!

Ripley dijo...

la imbecilidad de unos es tan grande como el arrojo, la valentia y el servicio a los demas de otros. sin duda que son heroes. lo mas triste es que dentro de nada caeran en el olvido, en cuanto pasen unos dias y las noticias y la actualidad encuentren un nuevo foco de atencion.

mi pesar a sus familias y compañeros y mi orgullo por tener policias como ellos.