13 de febrero de 2012

Un día diferente...

Y Campurriana visitó un rinconcito de Galicia que todavía no conocía a pesar de no estar tan lejos de su humilde morada. Precioso Combarro, desde luego. Y en este tiempo en el que aún no se ven demasiados turistas merodeando por sus callejuelas de mar y huerto, pues mucho más. Por estas fechas todavía están muchas de las tabernas y restaurantes cerrados y no abren hasta el 1 de marzo. De todas formas, opciones gastronómicas hay y nuestra experiencia fue un éxito también en este sentido.

Las fotografías están hechas con el móvil, por lo que no son de gran calidad ni se le acercan. De todas formas, creo que sí ofrecen una idea de lo que vimos este día de ocio, sol y una temperatura de suave frío de invierno muy agradable. Pero sólo una idea porque, como todo en esta vida, para disfrutarlo de verdad hay que tocarlo. 

Si a alguien le interesa saber algo más de Combarro, que pinche en este enlace. Y, sobre todo, que vaya, que lo visite cuando pueda, cuando tenga oportunidad....

Ya me contaréis.

 















































Nota de Campurriana: He querido dejar esta entrada de primera, antes que la del asco y la náusea, y es que de verdad que esto de leer los periódicos es contraproducente; se me pone una mala leche encima que no puedo con ella. Me quedo con los hórreos, los ratoncillos que no pueden colarse en ellos, las mazorcas de maíz y la empanada también de maíz, las dornas con su baile marinero, los pescaditos fritos, el sabor salado, el olor a mar y a huerto, la piedra, la orilla de una playa en invierno, los ojos hermosos de los gatos y sus movimientos suaves y elegantes, los cruceiros de Vírgenes y Cristos, la soledad de las frías mañanas de febrero en Combarro...


La he vuelto a actualizar porque sigue la entrada del hocico lloroso en las listas de blogs de otros saloncitos. Simplemente, haciendo pruebas. Espero me perdonen ustedes... 

Por cierto, ¿sabéis a qué puede deberse esto de que no se actualice en las listas?.

2 comentarios:

ñOCO Le bOLO dijo...


· Cuando compré mi primera réflex analógica, entre las 100 primeras fotos, hubo muchas de Combarro. De aquella visita guardo un grato recuerdo... y del marisco, claro.

· un beso

CR & LMA
________________________________
·

Campurriana dijo...

Me encantaría ver esas fotos, Ñoco.