13 de noviembre de 2012

Disculpen mi ignorancia pero no entiendo lo de la huelga...


Se abre el telón y aparecen los caraduras a los que han quitado algo en las últimas sesiones. Es hora de actuar de nuevo en nombre de la cultura, del país, de los pobrecitos miserables que no tienen donde caerse muertos. 

No olvidemos nunca que en este rinconcito del planeta sólo pensamos en nosotros mismos, y la falta de solidaridad se traduce en el peligroso cariz que está tomando nuestro paseo hacia ninguna parte.

Me da vergüenza ajena la mentalidad que sigue existiendo por estos lares. Huelgas de hacer NADA para sacar adelante tantas cosas, tantos cómodos sueños.... ¡qué feliz utopía la nuestra!
Luego tocará el baile de números para finalizar la actuación, y cada uno que dance en el de su bando para que no se sienta indispuesto y siga gritando al son de lo que más interesa como pequeño desahogo personal momentáneo.

¡Qué aburrimiento! ¡qué triste panorama el que tenemos!

Yo, desde luego, tengo muy claro dónde me necesitan más ese día y allí estaré si me lo permiten (porque ésa es otra). 

23 comentarios:

Sergio DS dijo...

Estoy de acuerdo, este es un país solidario de boquilla, es más pensaba escribir unas líneas al respecto.
Mi mujer pasó toda la mañana del sábado solicitando colaboración como voluntario de Cruz Roja y no encontró más que esquivas. Luego se sale a la calle exigiendo derechos.

Juan Nadie dijo...

Estamos en lo de siempre, desde hace demasiados años. Los sindicatos convocan una huelga porque tienen que justificar que están ahí para algo, sólo que perdieron el norte definitivamente y actualmente no saben para qué están. Bueno, sí lo saben: para seguir gozando de sus privilegios, con sus liberados y sus subvenciones del Estado, es decir de todos nosotros.
¡Que les den!

Juan Carlos dijo...

¿Solidaridad? es una palabra que en España se escucha mucho pero llevarla a cabo pocos son los que se atreven con ella
Salu2

Isabel Barceló Chico dijo...

En el razonamiento que haces yo sí que me he perdido... Saludos cordiales.

Douce dijo...

Campu,

Siento pena por "Estepaís" que tendría - (condicional)- un hermoso porvenir si no nos escupiéramos los unos a los otros. No sé qué sangre corre por nuestras venas para que estemos siempre a mamporros. (Véase Goya).

¿Es el sol que nos calienta? ¿Qué maldición pesa sobre esta tierra? Parecía que íbamos a aprender de nuestra última página, aún cercana, para no liarnos de nuevo a mamporros, o a huelgas.

Menos mal que de momento es sólo 'Holgando'. En ese escenario que nos muestras abunda la 'Tragedia'.

De todos modos no vamos a dejarnos engañar por los 'mentirosos' de oficio.

Ánimo, Campu. Nunca hay que desesperar

marian dijo...

A los que igual no te lo permiten les pagan 100€ más almuerzo y comida por ejercer de piquetes en una ciudad cercana a la suya, si llevan su coche 40€ más (no les va a faltar gente -el dinero motiva mucho, mucho más que las ideas-).
¿La huelga?, no es una solución, al contrario, es un problema más a añadir, que además no va a tener más consecuencias que económicas.
Puestos a desear, me gustaría poder
ver gobernando a muchos de los que mañana y otras tantas veces han preparado este tipo de movilizaciones, ojalá ganasen las próximas elecciones, ojalá.

elplanetainvisible dijo...

Como decía MLK, no me due­len los actos de la gente mala, me duele la indi­fe­ren­cia de la gente buena.
frecos saludos Campu¡¡¡¡

Ripley dijo...

los sindicatos es España no han evolucionado nada, si uno se para dos veces a pensar estan defenciendo las reformas y los logros sociales del franquismo que fueron muchos porque veniamos de la nada...dos pagas extra, mes pagado de vacaciones, seguridad social, trabajo para todos, decima potencia industrial del momento, etc.

pero asi de idiotas somos y asi nos luce el pelo. cero en historia, la que se enseña en los colegios y que luego nuestros colegiales salen a la calle con banderas republicanas puaj que ascazo.

besos a las 9 en punto o casi

Ripley dijo...

ya se que esto no se puede decir si llegas a tiempo puedes borrarlo sin que te tiemble el pulso pero es lo que deberia ver cualquiera que tenga un poco de perspectiva historica venga de donde venga. en fin

Coccinellidae. dijo...

Buf menudo tema has tocado. Yo también me pregunto para qué. Me parece un poco tarde para convocar huelgas, ahora lo que hace falta es algo más trascendental pero los sindicatos no van a llevarlo a cabo...sería sabotear sus privilegios...¿Solidaridad? Qué es eso?

Anónimo dijo...

La huelga de hoy es para que quede constancia de la disconformidad con la realidad social y política actual.
Si no estáis de acuerdo no pasa nada, sois libres, cada uno piensa como quiere y actúa en consecuencia. Pero no me gusta ese altar de clarividencia y crítica constante hacia todo lo que no es puro, como ustedes, desde el que hablan.

Yo apoyo esta huelga, al igual que muchas otras que ponen de manifiesto el rechazo hacia la injusticia. La forma de hacerlo en esta ocasión es no acudiendo a mi puesto de trabajo, para vosotros un acto vacío y para mí un acto lleno de significado. No se apoderen de mis motivaciones ni mis sentimientos de solidaridad.¿que saben ustedes?. No me embauquen con no sé que paja mental de conspiraciones y manipulaciones que justifican no se si vuestra desidia, pasotismo, indiferencia, apatía o dictadura moral.

Además he acudido a una manifestación como individuo, totalmente al margen de sindicatos... Ellos convocaron esta huelga general, y otras veces han sido plataformas sociales, y algunas otras actos espontáneos… ¿y?, si supeditáis vuestros ideales a que todo sea como vosotros queréis nunca vais a hacer nada... Solo amargaros y quejarse de lo mal que está el mundo, volviéndose esa crítica contra vuestros semejantes y todo lo que os rodea. Lo peor es que de esa frustración salen los odios, esos que nos hacen pensar que todos son idiotas, y que las cosas se arreglarían si la gente pensara como yo…

Campurriana dijo...

Anónimo, la constancia puede quedar también después del horario laboral para que nadie se sienta forzado a hacer lo que no quiere, sea de una opinión o de la contraria. A mí, por ejemplo, me emocionó ese tremendo silencio de Sol cuando aquella noche estaba surgiendo un movimiento que demostraba que de alguna manera estábamos vivos. Deseaba estar allí demostrando también mi indignación.

Por otro lado, creo que ésta no es forma de protestar... (quizá sea más útil dar donde más duele a los bancos, no tragar con ciertos comportamientos empresariales abusivos...). Me hace gracia pensar en esa tolerancia de la que presumen muchos que te ponen una cruz cuando te ven en tu puesto de trabajo un día como el de hoy. La palabra democracia la utilizan en discursos que asquean por lo demagógicos que son y lo que esconden realmente detrás. No me gusta la izquierda de este país y sí me considero una persona de izquierdas. No me gusta porque arropa o pretende que creamos que arropa a personas que no saben lo que es realmente el esfuerzo. Se les llena la boca para pedir pero cuando toca arrimar el hombro son los primeros en largarse. Desgraciadamente, conozco a muchos que caben en esta definición y que suelen ser, curiosamente, los que más protestan.

No creo en las huelgas desde el momento que no hay libertad. No me gusta lo que veo detrás, y sólo pensar en meterme entre esas multitudes me da escalofríos... Tantas consignas y modos de hacer con los que no estoy de acuerdo que no creo, sinceramente, que tenga que estar allí.

Evidentemente, cada uno es libre (o debiera serlo) para decidir y deseo aclarar, por si las moscas, que en este post y comentario hablo siempre en términos generales.

Ojalá todos estuviésemos en el mismo bando. Ojalá.

María dijo...

¿Y por qué hablando se dicen más estupideces?
Disculpad mi ignorancia.

Me parece mucha casualidad que en el título de esta entrada se use esta frase: "disculpad mi ignorancia" pero de otro modo: "disculpen mi ignorancia".

Habiendo leído un comentario de su autoría "Campurriana" (que tanto puede ser femenino como masculino, ya que el nombre de una marca de galletas se puede usar indistintamente) en el que afirmaba que "había que mirar en el interior" no puedo más que preguntar (sana costumbre esta de preguntar) ¿es consciente usted de como se ha desacreditado al haber hecho este uso de una frase que otra persona dejó en este blog?

¿En que interior ha mirado para hacer esto? Si fuera en el suyo, claramente no hubiera tenido necesidad alguna de usar una frase de otro porque en ese interior habría suficiente información como para poder titular la entrada con otras palabras. Así pues, resulta chocante que usted sea ignorante y luego haga todo tipo de afirmaciones acerca de una huelga... si muy chocante...

Y ese "ojalá estuviéramos en el mismo bando" es otra aberración. Así es como ven el mundo los dictadores: que todos estén en el mismo bando que él. Muy cómodo, claro. Así no habría conflictos. ¡Cuánto miedo nos dan los conflictos! Es evidente que esto es así porque no hemos el ejercicio de mirar profundamente en nuestro interior.

Si, y en relación a escribir de un modo y hablar de otro:
También sucede que quienes son pusilánimes en el hablar usan la escritura para mostrar agresividad. Teniendo como tiene esta tantas formas de mostrarse sin dar la cara jamás. Cuán poco sabemos y que mucho hablamos.

Te dejo una frase que has escogido para ponerla en este blog:

Tu trabajo no es cambiar el mundo ni a las personas que te rodean. Tu trabajo es fluir con el Universo y celebrarlo dentro del mundo ya existente.
Lisa Nichols

Usar citas y no tener ni idea de que es lo que significan siempre nos acaba haciendo parecer ridículamente pretenciosos.

Salud Campurriana. Muy buenas (las galletas), por cierto, con leche en el desayuno :)

María dijo...

¿Y por qué hablando se dicen más estupideces?
Disculpad mi ignorancia.

Me parece mucha casualidad que en el título de esta entrada se use esta frase: "disculpad mi ignorancia" pero de otro modo: "disculpen mi ignorancia".

Habiendo leído un comentario de su autoría "Campurriana" (que tanto puede ser femenino como masculino, ya que el nombre de una marca de galletas se puede usar indistintamente) en el que afirmaba que "había que mirar en el interior" no puedo más que preguntar (sana costumbre esta de preguntar) ¿es consciente usted de como se ha desacreditado al haber hecho este uso de una frase que otra persona dejó en este blog?

¿En que interior ha mirado para hacer esto? Si fuera en el suyo, claramente no hubiera tenido necesidad alguna de usar una frase de otro porque en ese interior habría suficiente información como para poder titular la entrada con otras palabras. Así pues, resulta chocante que usted sea ignorante y luego haga todo tipo de afirmaciones acerca de una huelga... si muy chocante...

Y ese "ojalá estuviéramos en el mismo bando" es otra aberración. Así es como ven el mundo los dictadores: que todos estén en el mismo bando que él. Muy cómodo, claro. Así no habría conflictos. ¡Cuánto miedo nos dan los conflictos! Es evidente que esto es así porque no hemos el ejercicio de mirar profundamente en nuestro interior.

Si, y en relación a escribir de un modo y hablar de otro:
También sucede que quienes son pusilánimes en el hablar usan la escritura para mostrar agresividad. Teniendo como tiene esta tantas formas de mostrarse sin dar la cara jamás. Cuán poco sabemos y que mucho hablamos.

Te dejo una frase que has escogido para ponerla en este blog:

Tu trabajo no es cambiar el mundo ni a las personas que te rodean. Tu trabajo es fluir con el Universo y celebrarlo dentro del mundo ya existente.
Lisa Nichols

Usar citas y no tener ni idea de que es lo que significan siempre nos acaba haciendo parecer ridículamente pretenciosos.

Salud Campurriana. Muy buenas (las galletas), por cierto, con leche en el desayuno :)

María dijo...

"No hemos hecho" donde dice "no hemos el ejercicio"

Se que se puede entender igualmente, mas, mejor dejar constancia de ello. Y, los dos comentarios son por haber tardado el primero más de lo que es habitual. Si, la paciencia. Aún me queda mucho trabajo :)

Campurriana dijo...

María, obviamente, no nos entendemos. O para ser más asertiva, no me habré explicado bien...

Cuando digo que ojalá estuviésemos en el mismo bando, me refiero al pueblo oprimido. Tachaba al mismo, precisamente, de falta de solidaridad.

Respecto a la frase elegida para mi blog, afirmas categóricamente que no tengo ni idea de lo que significa. Puede ser...las frases pueden significar tantas cosas...

Ah! y Campurriana no tiene por qué ser sólo una marca de galletas.





Campurriana dijo...

Sergio, yo creo que uno de los grandes problemas de nuestra sociedad es el individualismo. En otros países existen asociaciones para todo. De hecho, llama la atención esta vuelta al grupo del que venimos...No me extraña nada lo que me cuentas. Quizá porque ya haya vivido algo parecido...

Juan, estos sindicatos se han quedado obsoletos. Vamos a vivir peor en el futuro y ellos incluidos.

Juan Carlos, se ve fácilmente esta falsa solidaridad que nos venden. Es cierto. Aunque yo quiero pensar que algo queda de humano en el ser humano...

Isabel, leí tu post y me pareció realmente interesante.

http://mujeresderoma.blogspot.com.es/2012/11/reclamar-nuestros-derechos.html

No sé si he sido más clara posteriormente... Soy una indignada también pero no estoy de acuerdo con la forma de protesta ni con la demagogia que hace quedar tan bien a muchos. El no mojarse siempre ha sido una alternativa...Si los que pueden hacerlo no se mojan, seguiremos perdidos porque este sistema está claro que no funciona.

Náufrago, de momento "holgando". Temo lo que pueda venir después...

Marian, no sé si notaríamos diferencias...a veces lo dudo tanto...Hoy en día existen miles cobrando por decidir y poquísimos que deciden, que se mojan...

Kpax, no sé si te refieres a la indiferencia por los que no han secundado este paro. Te aseguro que indignados debemos estar todos o si no, huele a puchero enfermo la no indignación.

Ripley, ¿cómo voy a borrar tus comentarios? ¡faltaría más!
Claro que no aprendemos. Olvidamos pronto...hoy abren nueva superficie comercial de mil colores y luces y ya estamos como locos haciendo cola para entrar. Con el consumismo hemos terminado así y seguimos tropezando...

Coccinellidae, creo que, desgraciadamente, no sólo hace falta la eliminación de privilegios...

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Campurriana dijo...

María, si tan infumable te parezco no entiendo tu estancia por estos lares. Te pido, además, que no vayas contra ninguno de los que aquí arriban y menos para tocar temas personales que pueden hacer mucho daño.

Un cordial saludo.

LUNA dijo...

Campurriana,yo te entiendo perfectamente.sigue como eres me encantan tus entradas y tu blog es un lujo...
Besitos.

Campurriana dijo...

Gracias, Luna.

Anónimo dijo...

Efectivamente eres una ignorante, como toda la derecha radical y cazalleira.

Campurriana dijo...

Si usted lo dice...