4 de noviembre de 2012

Noticia



La acabo de leer. Es cierto que estamos faltos de algo que una vez tuvimos...

Actualización:

Me gustaría enriquecer esta entrada con una carta manuscrita:




Firmado: una nostálgica empedernida.
:)

26 comentarios:

Anderea dijo...

¿Qué es lo que acabas de leer, Campu?

Campurriana dijo...

Pincha en "la", la primera palabra que hace referencia a la noticia...

Sergio DS dijo...

Los únicos que "me escriben" son los bancos, preferiría que no lo hicieran.

Logio dijo...

Me apunto a lo que dice Sergio.

Juan Nadie dijo...

Lástima que ya nadie escriba cartas. Yo he escrito muchas. Ahora ya no lo hago, la gente no tiene tiempo ni ganas de leer.

Campurriana dijo...

Creo que te equivocas, Juan. Puede que la gente no tenga tiempo (o lo dedica a cosas "más importantes" como ver la televisión) pero creo que a nadie le amarga un dulce y un dulce es recibir una carta de un amigo un día cualquiera...¿no crees?...

Yo también escribí muchas cartas manuscritas. Me encantaba. He recibido también otras tantas de personas a las que le gustaba escribirlas y recibirlas...ahora las hemos sustituído por correos electrónicos que, aunque son sustitutos decentes, no llegan a conseguir esta intimidad tan mágica del puño y letra.

Y para puños....las de los bancos. Es cierto, Logio y Sergio.

Feliz domingo a todos.

Douce dijo...

Es cierto que recibir una carta 'manuscrita', añade un plus de atención y de cariño. Cuando estaba fuera de casa y recibía una carta o una tarjeta de la hermosa letra de mi padre y la rúbrica de mi madre, la releía varias veces.

Me ha gustado esas 'Cartas a un desconocido'. Seguiré investigando.

Buen domingo

Campurriana dijo...

Náufrago, sé que también eres de los que aprecias este tipo de detalles tan entrañables.
Feliz domingo hacia vuestra isla.

Campurriana dijo...

Estaba pensando, por cierto, en las pocas cosas que necesitamos para ser felices...

Anderea dijo...

Me encanta recibir y escribir cartas.

He escrito muchas. He guardado muchas.

Me gusta tu entrada, Campu.

En El Café de Madison, hace no tanto tiempo, se escribían, se recogían, unas cartas maravillosas.

http://cafedemadison.blogspot.com.es/

http://cafedemadison.blogspot.com.es/search/label/Cartas%20maravillosas%20en%20libros

Campurriana dijo...

Anderea, con tu comentario me has hecho un regalo. Lo leeré con calma...

Gracias.

Isabel Barceló Chico dijo...

Una idea bellísima y muy humanitaria.Hay también un blog amigo "Cartas en la noche", que publica cartas reales e imaginarias bellísimas, de gran calidad literaria. El blog pertenece a Carlos Morales, editor de El Toro de Barro. La dirección:
http://cartasenlanoche.blogspot.com.es/
Un abrazo.

Campurriana dijo...

Gracias, Isabel. Procedo a añadir estos sitios al saloncito para tenerlos más cerca.

Es cierto: estamos faltos de algo...

marian dijo...

No sé Campurriana, me refiero a si escribir cartas esté sobrevalorado.
Antes era la única manera de comunicarse unos con otros, no había más opciones.
Todo depende de la facilidad que tenga cada uno (y de la necesidad)
para la escritura, hay personas que se expresan mejor verbalmente y personalmente que por escrito, y otras que solo saben expresarse a través de la escritura, otras tienen habilidad para todo.
Es una forma de comunicación válida, pero incompleta y sesgada, por lo menos ese es mi punto de vista. Lo que no quita que de vez está bien dar o que te den una sorpresa con una carta, pero no como única vía de comunicación.
Has puesto una escena de Amélie, una de mis pelícuas favoritas. Te recomiendo otra, es de los ochenta, "84 Charing Cross Road", con Anthony Hopkins y Anne Brancrof, si tienes ocasión, no la dejes de ver, porque estoy segura de que te gustará (y mucho).

Campurriana dijo...

Bueno, Marian...yo creo que es otra forma de comunicarse y es cierto que, en ocasiones, más sincera que la verbal...quizá, porque hay personas que no son capaces de decir en voz alta lo que son capaces de escribir...también, como bien dices, ocurre lo contrario...

No creo que esté sobrevalorado. El hecho de que alguien dedique a otra persona parte de su tiempo para expresar por escrito algo que quiere comunicar lo valoro muchísimo. Si es con puño y letra, es cierto que es más íntimo aunque a día de hoy quede para ocasiones muy especiales.

Quizá sea nostalgia, ya sabes...esta forma de comunicarse, es cierto, ofrece información sesgada. A veces, la sesgada es la otra...muchas veces...De hecho, todas lo son de alguna manera.

Gracias por compartir, Marian. Y gracias por esa recomendación de cine. Ya te contaré...(espero verla pronto porque me ha entrado el gusanillo)...

marian dijo...

De nada, yo tendría que verla de nuevo, a ver qué me parecería ahora.
Pero no hay palabras (por lo menos para mí) por muy bien escritas que estén que sustituyan a una mirada o un gesto en una comunicación, claro, que luego se puede uno recrear escribiendo esa mirada y ese gesto:)
¿Ves? un comentario es también dedicar un tiempo a alguien.

Campurriana dijo...

Eso estaba pensando, Marian. Claro que sí.
:)

Sebastián Navarrete dijo...

Amelie es una de mis películas favoritas, la he visto muchas veces y siempre me dan ganas de volver a París. Escribir es reflexionar, hablando es más fácil decir estupideces. Abrazos.

Ripley dijo...

que gran pelicula! no tengo tiempo ahora de leer la noticia completa pero volvere sobre ella.

yo sigo escribiendo a mano y a pluma que es como me sale bien la letra aunque la enfermedad me deja temblores en la mano que hace que ya no sea como antes y me cueste mas.

no entiendo como hay personas que pueden pasar la vida sin tocar un libro ni escribir. no entra en mi cabeza. Y conozco algunos ¿eh?

un beso

Anónimo dijo...

Bobadas. Se escriben estupideces igual que se dicen.

Campurriana dijo...

Escribir es reflexionar, hablando es más fácil decir estupideces.

Me quedo con esta frase de Sebastián.

Campurriana dijo...

Aprovecho, al hilo de la escritura, para enlazar este artículo reciente de un blog de viajes...

http://www.diariodelviajero.com/cajon-de-sastre/como-nacio-la-costumbre-de-enviar-o-comprar-postales-mientras-viajamos

María dijo...

¿Y por qué hablando se dicen más estupideces?
Disculpad mi ignorancia.

Campurriana dijo...

María, supongo que porque escribiendo se tiene más tiempo para reflexionar. A veces se echa la lengua a rodar sin meditación alguna y es más fácil equivocarse o decir algo de forma inadecuada...

El factor tiempo, a la hora de expresarse, es un arma de doble filo.

María dijo...

Me surgen más preguntas:
¿Si me hubieras contestado de palabra lo habrías hecho de otro modo?

Estuve recapacitando acerca del escribir... cuando lo hacen algunas personas tienen que pararse porque la mano no les va tan rápido como el bullir de pensamientos. ¿Es eso a lo que llamas-llamáis reflexionar? Si estoy escribiendo es posible que pueda utilizar otras palabras, otros giros dialécticos, ¿es esto a lo que llamas-llamáis reflexionar?
En realidad ¿qué quieres decir cuando hablas-habláis de reflexionar?

Se puede uno equivocar igualmente -así me lo parece a mí- escribiendo, y decir inconveniencias... aunque estas pueden ser muy útiles para comprender a aquellos que las han dicho... claro que se ha de tener el temple necesario para no dejarse arrastrar por la furibundia de quien se descontrola en el hablar...

Conozco a personas que escriben de un modo al parecer suave, y cuando hablas con ellas son muy agresivas... esto me da que pensar acerca de la afirmación de la frase con la que te has quedado y de la que surgió la pregunta. ¿No te parece algo peligroso que alguien finja en la escritura aquello que no es en verdad? A mi si. Y como conozco a varios que así actúan no puedo por menos que señalarlo.
Gracias por contestar :)
Disfruto mucho viendo las películas de este director.
¡Hasta otro momento!


Campurriana dijo...

María, agradezco que expongas tus pensamientos. Es lo bueno del medio escrito de los blogs...

Pongo de nuevo la frase:

Escribir es reflexionar, hablando es más fácil decir estupideces.

Yo creo que no afirma categóricamente. Simplemente, ofrece esa visión del tiempo como medio y apoyo para reflexionar.

Cuando añado lo del arma de doble filo es precisamente por lo que tú mencionas. Es más fácil planificar la estrategia si uno tiene tiempo. Como todo en esta vida, depende de cómo se utilice y depende de la estrategia...