6 de mayo de 2013

Pensamientos que no son míos (algunos sí)...





Parece que llega el sol dispuesto a calentar. Los gallegos lo necesitamos porque andamos muy justos de soles, de calores. Lo necesitamos más que nunca.

He estado ahora leyendo un artículo sobre la amistad que tampoco aporta demasiado, la verdad. Aviso por si las moscas para que no se me culpe de pérdida de tiempo. Es, más bien, la típica columna de momento de relax en fin de semana. Sin mayores pretensiones. Todos conocemos y podríamos explicar este concepto de la amistad tan manoseado. La vida va cambiando, nosotros con ella. Hay amigos que sabemos que, aunque no estén, están. Otros que están y como si no estuviesen. Estos últimos lógicamente no pueden denominarse amigos. Tampoco considero amigo al que muestra sólo interés en el contacto, al que no pregunta y sólo cuenta, al que sólo pregunta y no cuenta nada. A aquél que siempre llora o a aquél que siempre ríe. Al que únicamente llama cuando las cosas van bien o sólo llama cuando las cosas van mal. Al que se gusta tanto a sí mismo que no gusta nada a los demás, al egoísta hasta la saciedad, al que está ahí sólo si le apetece a pesar de que lo necesites más que nunca, al que es tacaño hasta para pagar una copa de vino pero dispuesto siempre a ser invitado. Este último, además, suele ser de los que no tiene necesidad económica alguna o, si la tiene, es mucho menor que la tuya. Curiosas las relaciones de amistad. Curiosas todas la relaciones.

El artículo termina así:

Ya lo decía Borges y todos los sabemos, la amistad tiene muchos patrones parecidos a la relación amorosa. Pero con una ventaja esencial, que si se rompe hace que el vínculo también lo haga. Su frase era: “La buena amistad soporta la infrecuentación”. Sí, esa puede ser la diferencia. Con un amigo de verdad, el “decíamos ayer” funciona. Con un amor, si el contacto se rompe, se rompe la relación. Otra cosa es que se convierta en la mejor amistad, pero eso es ya otro artículo.

Me ha gustado este texto que sigue (relacionado con la vida también)...

Después de algún tiempo aprenderás la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma, y aprenderás que amar no significa apoyarse, y que compañía no siempre significa seguridad. Comenzarás a aprender que los besos no son contratos, ni los regalos son promesas…

Aprenderás que con la misma severidad conque juzgas, también serás juzgado y en algún momento condenado.

Aprenderás que no importa en cuantos pedazos tu corazón se partió, el mundo no se detiene para que lo arregles. Aprenderás que es uno mismo quien debe cultivar su propio jardín y decorar su alma, en vez de esperar que alguien le traiga flores.

Comenzarás a aceptar tus derrotas con la cabeza alta y la mirada al frente, con la valentía de un hombre y no con la tristeza de un niño y aprenderás a construir hoy todos tus caminos, porque el terreno de mañana es incierto para los proyectos, y el futuro tiene la costumbre de caer en el vacío.

Después de un tiempo aprenderás que el sol quema si te expones demasiado. Aceptarás incluso que las personas buenas podrían herirte alguna vez y necesitarás perdonarlas.

Aprenderás que hablar puede aliviar los dolores del alma. Descubrirás que lleva años construir confianza y apenas unos segundos destruirla y que tu también podrás hacer cosas de las que te arrepentirás el resto de la vida.

Aprenderás que las nuevas amistades continúan creciendo a pesar de las distancias y que no importa que es lo que tienes, sino a quien tienes en la vida y que los buenos amigos son la familia que nos permitimos elegir.

Aprenderás que no tenemos que cambiar de amigos, si estamos dispuestos a aceptar que los amigos cambian.

Descubrirás que muchas veces tomas a la ligera a las personas que más te importan y por eso siempre debemos decir a esas personas que las amamos porque nunca estaremos seguros de cuando será la última vez que las veamos.

Aprenderás que las circunstancias y el ambiente que nos rodea tienen influencia sobre nosotros, pero nosotros somos los únicos responsables de lo que hacemos. Comenzarás a aprender que no nos debemos comparar con los demás, salvo cuando queramos imitarlos para mejorar.

Descubrirás qué se lleva mucho tiempo para llegar a ser la persona que quieres ser, y que el tiempo es corto. Aprenderás que no importa a donde llegaste, sino a donde te diriges. Aprenderás que si no controlas tus actos ellos te controlaran y que ser flexible no significa ser débil o no tener personalidad, porque no importa cuan delicada y frágil sea una situación: siempre existen dos lados. Aprenderás que héroes son las personas que hicieron lo que era necesario enfrentando las consecuencias. .. Aprenderás que la paciencia requiere mucha práctica.

Descubrirás que algunas veces, la persona que esperas que te patee cuando te caes, tal vez sea una de las pocas que te ayuden a levantarte. Madurar tiene más que ver con lo que has aprendido de las experiencias, que con los años vividos.

Aprenderás que hay mucho más de tus padres en ti de lo que supones. Aprenderás que nunca se debe decir a un niño que sus sueños son tonterías, porque pocas cosas son tan humillantes y seria una tragedia si lo creyese, porque le estarás quitando la esperanza. Aprenderás que cuando sientes rabia, tienes derecho a tenerla, pero eso no te da el derecho de ser cruel.

Descubrirás que sólo porque alguien no te ama de la forma que quieres, no significa que no te ame con todo lo que puede, porque hay personas que nos aman, pero que no saben como demostrarlo. .. No siempre es suficiente ser perdonado por alguien, algunas veces tendrás que aprender a perdonarte a ti mismo.

Si algo he aprendido en la vida, es que la mentira se pone en contra de quien la inventa y a la larga siempre surge la luz de la verdad.


6 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Pink Floyd dicen: "Madre, ¿debería confiar en el gobierno?". Yo digo: NO

ñOCO Le bOLO dijo...


Un conjunto de frases que no tiene desperdicio alguno. Por ejemplo...
Después de un tiempo aprenderás que el sol quema si te expones demasiado. Aceptarás incluso que las personas buenas podrían herirte alguna vez y necesitarás perdonarlas.

Creo que no, que no se puede confiar en ningún gobierno incluso cuando son un desgobierno sin cabeza ni dirección.

El vídeo, otra maravilla de PF

· un bico

· LMA · & · CR ·


Campurriana Campu dijo...

"Creo que con el tiempo mereceremos no tener gobiernos"
Borges.

Douce dijo...

Me quedo con las 'sentencias' de don Jorge y eso que las he leído con cierta prisa. Las repasaré más despacio cuando esté más tranquilo.

Lo leeré despacio, pero lo que me revuelve por dentro es cuando vuelvo a ver la palabra 'gobierno' y sus adyacentes...

(¡¡Y la he mencionado!!) No tengo cura (de 'curar')

Campurriana Campu dijo...

Náufrago, son frases para leer despacio, para pensar y volver a pesar...

Descubrirás que sólo porque alguien no te ama de la forma que quieres, no significa que no te ame con todo lo que puede, porque hay personas que nos aman, pero que no saben como demostrarlo. .. No siempre es suficiente ser perdonado por alguien, algunas veces tendrás que aprender a perdonarte a ti mismo...

¡Cuánta sabiduría!

Campurriana Campu dijo...

Y volver a peNsar...

Feliz día a todos. Por algunos lares, festivo...