27 de junio de 2013

¡Qué nostalgia me ha entrado!



Ya sabéis que soy una nostálgica empedernida. 

Creo que los niños de hoy se están perdiendo muchas cosas pero a lo mejor me equivoco porque no entiendo las realidades-actualidades de hoy....

¿Qué pensáis? 

Vídeo encontrado en esta isla que me gusta tanto.

7 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Toda mi gente menuda ha nacido después de los setenta. Y ya me he encargado yo de que tuvieran todo eso que se ve en el vídeo: árboles a los que subirse, lápices de colores, charcos (que ahí no hay y son una delicia) y cantazos de un lado a otro de la finca. Y fruta en los árboles...Si nosotros preservamos para ellos el paraíso, lo vivirán para siempre, aunque los tiempos cambien.
Los matices están en el colegio y la ciudad.

Sergio DS dijo...

Un acierto en todo, cuánto han cambiados las cosas.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Se están perdiendo la calle, fundamentalmente, con todo lo que eso significa. Mucha pérdida, sin duda.

Juan Nadie dijo...

Anda que los que nacimos antes del 60... Deberíamos tener una nostalgia de aúpa, pero no la tenemos (yo no la tengo).
Como a nuestro parescer, cualquiera tiempo pasado fue mejor, decía Jorge Manrique. Humm... NO

ripley dijo...

ahora los niños no juegan, no crean, no inventan, se lo damos todo y luego pasa lo que pasa que acaban convertidos en Zp.

yo tampoco entiendo los tiempos modernos.

tienes una entrada dedicada en mi blog, es que si no te aviso me temo que no la veas y fue hacerla y pensar en tí

besos.

ripley dijo...

ya he visto el video la cartilla rubio, los juegos, la calle y los cichles cheyw o como se escriba. los niños de ahora no tienen infancia son adultos de talla baja nada mas,imitan lo que ven en sus mayores, salvo los que tienen la suerte de nacer en familias con valores y todo esto para transmitir.

un beso

Campurriana Campu dijo...

"Si nosotros preservamos para ellos el paraíso, lo vivirán para siempre, aunque los tiempos cambien"

Maria Jesús, totalmente de acuerdo contigo aunque los tiempos a veces no ayuden...

Sergio, demasiado...

Pedro, la calle daba mucha sabiduría. Hoy en día, da miedo.

Juan, yo debo reconocer que estoy desencantada con esta sociedad consumista entre otras cosas.

Ripley, creo que la familia es lo más importante.