21 de diciembre de 2013

Construir. No destruir.

Porque las redes sociales también aportan.

Las redes sociales dependen de nosotros. Como muchas cosas. No lo olvidemos.



Últimamente, por Facebook corre esta iniciativa en forma de virus bueno por los Muros de los navegantes. Pongo lo que escribí hace un ratito en esta red a modo de pequeña contribución personal:


Esto es un juego que consiste en mantener el Arte vivo. Dale a "Me gusta" y te asigno un artista. No importa que no conozcas su obra, busca en Google, elige lo que más te guste y comparte en tu Muro.

Kike Payá me ha asignado a Frank Lloyd Wright.

Algo ya conocía de este arquitecto estadounidense que, con gran maestría, creó un armonioso baile entre la Arquitectura y la Naturaleza.

Recuerdo con muchísimo cariño aquel libro de Arte del colegio (el mejor libro de texto que he tenido en mi vida). En él aparecía la fotografía de la Casa de la Cascada (Residencia Kaufmann); una delicia de obra que me encanta recordar hoy y compartir con vosotros.

Felicidades, por cierto, al creador de esta iniciativa artística tan interesante. Facebook se revaloriza con este tipo de iniciativas. Mucho. Para esto debieran servir las redes sociales: para construir y no destruir.

Gracias a todos por participar en este juego.
Que no se acabe nunca.
Por mi parte, haré lo posible.

Os dejo un enlace interesante (muy interesante):

http://vimeo.com/802540

4 comentarios:

Eulogio Diéguez dijo...

Me gusta la casa, me encanta... pero por otro lado me parece una aberración, quizás el tramo del río fuera mas hermoso sin la casa.... o quizás no...

Douce dijo...

Campu

Siempre nos sentiremos mejor cuando 'construyamos' nuestra casa
interior, aunque sea encima de un río.

Buen domingo y 'construyamos' algo.

(Las Palabras decían lo mismo)

Jota Ele dijo...

Distinguida Sra. o Srta.: (¿Qué será será?).

Pláceme sobremanera, (de hecho constituye para mi una verdadera hemorragia de placer), desearle la mayor felicidad en estas fiestas amén de esperar para usted todo lo mejor en el próximo año que amenaza con llegar ya, (¡Virgencita, que me quede como estaba!), en compañía de todos sus seres queridos incluidos amantes bandidos.

Al mismo tiempo, permítome rogarle que no olvide el verdadero significado de la efemérides que vamos a conmemorar aunque, en algunos momentos, se entregue usted a los placeres de la carne, (me refiero a términos gastronómicos, claro. Los de la otra carne usted verá lo que hace).

Y sin más que expresar por el momento le reitero el testimonio de mi consideración más distinguida.

¡Ah! Sí. La casa de Wright es una pocholada, pero no estoy muy seguro de que no sufra de humedades dado el emplazamiento.

Besos.

Campurriana Campu dijo...

Logio, si me dices a priori que van a poner una casa sobre una cascada como ésta, pongo el grito en el cielo seguro. Pero al verla, y saber que fue construida en los años de nuestra guerra, he sabido valorar lo que para mí ya es una obra de arte que no desentona en absoluto con su entorno. ¡Cuántas cosas había poar ahí y cómo estaba nuestro país en aquella época!

Nau, nunca mejor dicho. Construir nuestro interior. Intentar mejorar algo este mundo a partir de nuestras pensaciones y, sobre todo, acciones. Un domingo tranquilito después de varias comidas navideñas. Se agradece esta tranquilidad...
:)

Jota Ele, me ha encantado su felicitación. Por cierto, noto un poquito de envidia al nombrar las humedades de esta cabañita...jeje

Mis mejores deseos para todos. Aunque no lo creáis, he llegado a quereros mucho.
:)