23 de marzo de 2014

Despedida a Suárez


Se ha ido un hombre que muchos de verdad han valorado hasta el final. Otros, quizá se dejaron llevar por motivos que nunca llegaremos a conocer por su delicadeza. O sí...

Yo le doy las gracias porque siento que fue un hombre respetable y con una dignidad y cercanía que ya quisiéramos para muchos ahora.

Es cierto que vivió una época en la que la gente deseaba creer a toda costa. Lo necesitaba porque tenía muy cerca un pasado muy duro. 

Aún así, yo al menos pienso que la política de antes no es la actual ni se le parece. Puede que la tierna infancia me tapase los ojos en aquellos momentos tan decisivos para España.

Dejo la cuestión en el aire. Me encantaría escucharos.

Hasta siempre, Suárez.
Sin duda, eres un hombre de Estado.

6 comentarios:

Douce y el Náufrago dijo...

Campu,

Supo hacer lo que necesitaban aquellos tiempos 'delicados' y lo hizo con tacto.Más tarde, unos y otros le fueron arrumbando.

Una vez que ya todo aquello cambió se le olvidó. Ahora, después de años de silencio, todo son alabanzas y parabienes.

Así es la vida por estos pagos ( o 'debos')

Ripley dijo...

Adolfo no solo fue el primer presidente elegido democráticamente por ese pueblo español que salía de las catacumbas y al que tanto y tan pronto se empeño en dar voz y voto. A todos, sin distinción de ideas o siglas ni colores. Una pena que cayo lara no haya sido capaz de ponerse cobarta en un día como el de hoy.

En verdad se le puede llamar sin miedo a equivocarse, todo un estadista, alguien que antepone los intereses nacionales a los suyos propios o de partido, además fue un adelantado a su época, un valiente y una persona decidida a llevar a cabo su misión. Todos estamos en deuda con él. Esto sí que es Dignidad.

yo tb le hago un pequeño homenaje en mi blog.

Descansa en paz presidente, que bien merecido lo tienes.

un beso Campu y en nombre de España, Gracias.

Sergio DS dijo...

Comprometido... respetable, dignidad, cuanto calificativo en desuso, el homenaje es ciertamente obligado, algunos hace años que tardan en hacerlo.

Gran hombre, D.E.P.

Juan Nadie dijo...

Creo que Adolfo Suárez merece un reconocimiento. El reconocimiento que no se le otorgó "cuando entonces". Estos días escucharemos y leeremos muchas tonterías. Ni caso. Repasemos la historia (siempre hay que hacerlo) y lo veremos más claro.

María dijo...

te acabo de ver en la isla de nuestro querido JULIO y para no repetirme, tal cual he hecho allí te pego un comentario que dejé esta mañana en otro blog y así me uno a tu homenaje...aunque allí a lo mejor a lo mejor me den pal pelo, espero que aquí no... jaja aun así, no me importa. es de los muchos lujos que uno se puede dar aquí, decir lo que sentimos sin pensaren nada más :-)

______________

María dijo...
En este país siempre que alguien muere se le sube a los altares aunque en vida se le haya dado candela bien dada. No entre el pueblo, creo que SUÁREZ ha sido de los políticos más respetados, pero sí sus compis, los que más, los de su propio partido.

A Suárez algunos de los llamados de izdas, no le perdonaron su pasado de derechas y los de la derecha, no le perdonaron que dejara de serlo.

Esto y pedirle peras al olmo en un momento súper complejo empañó una labor que justo por el momento en el que la desarrolló aun me parece más valiosa. Con todos los errores que cometiera, cometió muchísimo menos que sus predecesores, TODOS, teniéndolo bastante más fácil que él. Es más, creo sinceramente que fue bastante más coherente e íntegro que ninguno de ellos, con pasados más limpios y presentes más que mugrientos.

De hecho creo que hizo bastante más él por las izquierdas siendo conservador, que muchos izquierdistas de toda la vida y supongo que por eso él murió arruinado y los otros viven hoy en enormes mansiones, por eso viendo esto me hace gracia eso de etiquetar de izdas y derechas a la gente... las ideas se demuestran con hechos. Los de SUÁREZ hablan por el.

Así que sin duda tiene todo mi respeto ahora, como siempre lo tuvo desde que un día dijera aquello del puedo prometer y prometo y hasta donde sé, cumplió.

Descanse en paz.

24 de marzo de 2014, 12:21

------------------------


Un beso CAMPU y que sea contigo la primavera ;))

Campurriana Campu dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con todos vosotros.

Personas de mi familia tuvieron oportunidad de conocerlo y confirmar esa cercanía que iba más allá del puro protocolo que se ve ahora en los fingidos hombres de Estado con sonrisas que delatan. Y tampoco quiero generalizar porque nunca es bueno hacerlo y seguro que nos equivocamos cuando lo hacemos.

Me ha gustado una frase escuchada a una señora esta tarde: Suárez era un hombre de Estado y no un hombre de partidos. Con el consenso llegaríamos muy lejos y los que están ahí apoltronados dejarían de ofrecer esa miserable imagen de "salvar lo mío".

La palabra ESPAÑA la pronuncio con orgullo y por eso me siento orgullosa de las personas que han sabido luchar por ella hasta, incluso, jugarse la vida por este país.

Ya sólo por ese recuerdo del 23F deberíamos aplaudirle, recordarle como se merece. Siempre.