17 de junio de 2014

De viajes está hecha la vida



Así lo creo. De repente, uno se encuentra frente a ese lugar tantas veces soñado. Y lo mejor de todo, es que puede mirarlo con sus propios ojos, lejos de los ojos que lo han fotografiado una y mil veces desde, se supone, el punto de vista más bello, más visitado.

3 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

y disfrutarlo

Ripley dijo...

Flipo con la capacidad de síntesis del señor Ojeda. Un comentario de dos palabras.

No voy a decir nada mas, aunque el pie de foto lo merezca.

Que no se me entienda mal ¿ok? ni es crítica ni falto a nadie, simplemente es que me parece alucinante.

besos.

Campurriana Campu dijo...

He entendido a Pedro por breve que haya sido. Creo que él también me ha comprendido a mí.
¿Qué más puedo pedir?

Por cierto, Ripley, tú todavía más breve que no has dicho nada.
;)