4 de diciembre de 2014

Del mundo líquido y ¡a Dios gracias!



Ando un poco desconectada de este mundo en el que todo se diluye con el paso de los segundos. Un tuit, otro tuit, otro, otro... Una noticia, otra noticia, otra, otra. Un bulo, otro bulo, otro, otro. Un escándalo de corrupción, otro escándalo de corrupción, otro, otro. Una víctima mediática, otra víctima mediática, otra, otra. Una víctima mediática manipulada, otra víctima mediática manipulada, otra, otra. Un sex symbol, otro sex symbol, otro, otro. Un mejor restaurante, otro mejor restaurante, otro, otro. Un salvador del mundo, otro salvador del mundo, otro, otro...

Con estos bombardeos desinformativos, en los que no se llama a las cosas por su nombre porque da miedo y, sobre todo, no interesa, no me extraño cuando escucho en el telediario hablar de Diosas en lugar de modelos, hablar de fútbol en lugar de mala educación, ignorancia y drogas..., hablar de Constitución en lugar de hacer autocrítica social, hablar de intolerancia en lugar de Justicia.

En fin. Es triste pensar que no nos detenemos en nada como sociedad. Ni siquiera tenemos tiempo para formarnos una mínima idea de algo, por pequeña que sea.

Menos mal que aún podemos mejorar nuestra individualidad porque es lo que nos queda y NO ES POCO.

5 comentarios:

Douce y el Náufrago dijo...

Campu,

No pierdes mucho si te desconectas y te ocupas de lo que de verdad te interesa o simplemente vivir cada momento.

No pierdes nada si te tragas lo que escupen, radios, televisiones, periódicos,todos las redes que tanto enredan y no VIVIMOS...

Lo que 'nos queda' es lo que de verdad Pode... ¡perdón, TENEMOS!

Boas noites

Pedro Ojeda Escudero dijo...

La velocidad es uno de nuestros mayores retos y problemas como sociedad.
Besos.

Sergio DS dijo...

La sociedad está enferma y parece que ni en los malos tiempos aprende, empezando por esas modelos que se adoptan como modelo, muy agradables a la vista pero que le hacen flaco favor a la mujer que tanto ha luchado por defender posiciones.

Del fútbol no hablo que me enciendo...

Ripley dijo...

Campu, es triste pero quizá sea mejor así Tu, yo y los mas mayores seremos los últimos seres humanos pensantes y con consciencia del "yo como individuo" frente a la "sociedad como un todo".

Finalmente lo consiguieron. Futuras generaciones aborregadas que nos conducirán a la catástrofe. Es algo que tengo muy interiorizado, se trata del fin de la civilización, y yo estoy deseando que suceda porque este mundo me da asco. Tu reflexión de hoy es un monumento a la reivindicación del "Yo, persona", "pienso luego existo" que diría el sabio.

Lo mas terrible de todo es que hoy he leído dos cosas:

1.- La dice Sanchez el del PSOE: "creo que un gobierno de coalición es necesario y sería saludable"

2.- Un portavoz del mismo partido: "jamás jamás jamás pactaremos con el PP"

Y añadía: "antes pactamos con Podemos"

Pues flaco favor le hacen al coletas y a los de su casta.

Nunca pensé que pudiera pasar los últimos años de mi vida en una dictadura comunista.

Besos

Campurriana Campu dijo...

Son capaces de pactar con el diablo antes que perder la poltrona. Aún así, creo que no debemos tener miedo al cambio. Porque lo que tenemos ya sabemos lo que es y a lo que nos puede llevar. No pensemos que con ello vamos a estar más seguros...gran error.
Benditos pensionistas que están sosteniendo este país. ¿Hasta cuándo?...