25 de septiembre de 2015

Facebook y su petición de identidad real (con documento acreditativo)



Hoy Facebook me ha pedido mi identidad real. Me ha chocado de buenas a primeras, no lo voy a negar. Ahora mismo tengo la cuenta bloqueada por este motivo y ya no creo que vuelva a abrir ninguna en este espacio si piden este requisito que, tengo serias dudas, de que sea completamente legal. 

Imagino que todo tiene una razón de ser, más allá de la estrictamente económica. Facebook nació como una plataforma de contactos entre identidades reales. No digo nada porque, entre otras cosas, estoy muy pez en esto de la regulación de esta inmensa red de redes y de más redes. Me da la impresión de que estamos completamente en pañales y todo esto esconde demasiados peligros potenciales. No dudo que la seguridad sea también uno de los objetivos que buscan aunque quede en segundo plano, visto lo visto en este mundo que corona al poderoso caballero que todo lo puede y más.


Copio y pego mi respuesta y dejo enlace arriba para quien quiera leer lo relacionado:


Anónimo, es tu punto de vista y lo respeto. Es más, lo agradezco.

Yo nunca he tratado de cobardes a los anónimos. En caso de que me molestasen, no permitiría esa opción en los comentarios. Critico a los denominados trolls, que son los que sólo aportan daño a los blogs. A ésos sí los critico. Y, por otro lado, agradezco las opiniones, a veces inevitablemente acaloradas, que aportan algo a los debates. Agradezco muchísimo todo lo que se expresa aquí porque, es cierto, de todo se aprende.

Para mí, un blog debe ser esto; un sitio en el que se genera debate, en el que se comparten opiniones, en el que todo el mundo tiene derecho a opinar e, incluso, a enfadarse siempre que sea de manera constructiva. Me da igual que se hagan llamar Anónimos, Manolos u Orquídeas. Podría decirte que me llamo Ana y poner una foto de una cara en mi perfil. Me da lo mismo...

Personalmente, considero que hoy en día, tal y como están las cosas (y ahora pensando más en el plano laboral), no es recomendable mostrar tu imagen real en las redes y menos vinculada a opiniones. Esta exposición es una decisión personal como tantas otras y, aunque muchos conocidos y amigos saben quién es Campu, creo que lo importante es precisamente lo que se genera dentro de una bitácora. Te puedo asegurar que mis opiniones son personales, sinceras. Pueden gustar o no pero todo lo que expreso aquí es lo que he pensado a la hora de escribirlas. Incluso, a lo largo de la vida del blog, las he cambiado. Seguramente...
Para mí, ésta es la finalidad de los blogs.
He conocido a gente estupenda...unos, supuestamente, han mostrado su cara. Otros no. Eso a mí me da exactamente igual.

Jordi Évole, Wyoming y demás, son personas que han creado sus personajes en la televisión. Es su trabajo o, al menos, les pagan por ello. Como pagan también a otros por mostrar su imagen de alguna manera.

A mí no me paga nadie por mostrar mi imagen en las redes y eso, en estos tiempos que corren, es una ventaja a la hora de expresar opiniones con total libertad personal.

Al menos, he intentado responderte.

Feliz tarde y, de nuevo, gracias. 


Quisiera también pedir un favor a mis amigos de Facebook que pasan por aquí: Pedro Ojeda, Loly Llano, Sergio DS... : Que comuniquéis a los demás el motivo de mi "desaparición sin despedida". Decidles que no suelo ser tan maleducada y que la culpa es de Zuckerberg, que no me ha dado opción.

Un abrazo a todos.

P.D.: Si alguien tiene información relacionada con este asunto, agradecería la añadiese aquí.

Y tranquilos: ¡puedo vivir sin Facebook!
;)

7 comentarios:

Chaly Vera dijo...

No me meti en nada, soy inocente, lo juro, siempre me presente con rostro medio cubierto y solo opino sobre lo que leo. Por otra parte, no les tengo miedo a los anonimos.
No participo en ninguna clase de red social, no me atrajeron.

Ripley dijo...

Bueno yo tampoco te puedo ayudar en este asunto pues soy alérgico a las redes sociales, de sobra lo sabes, para mí son un invento diabólico y no participo de ese mundo, lo que ya me parece el colmo es el tema de la identificación real o...la desaparición de la red en cuestión porque sí. Es el ciberexterminio, ahora va a resultar que andarán por ahí millones de ciber-refugiados buscando asilo y como en la vida real saltando vallas en eso que se nos vendió como un espacio de libertad cuando nadie controlaba la red, ni para bien ni para mal aunque tengo para mí que todo control es un acto de fuerza de unos sobre otros. Por cierto te sigo hace la torta de años y ni se tu nombre real ni te he visto en ninguna foto y eso no me hace dudar acerca de la persona que está detrás pues es la persona y no un nick o una imagen quien piensa, medita, reflexiona, se informa, se crea una opinion y finalmente la comparte. El anonimato es no dar la cara por tanto se trata de un acto cobarde. Es que las cosas son como son.

Huye Campu, vuelve a casa y olvídate de esa memez infantiloide de la "cosa social". Me he releido y sigo pensando lo mismo que dije en 2013, no sabía que un adjetivo calificativo pudiera ser un insulto pero parece ser que sí, en cualquier caso tanto da. Pero da rabia que uno hable en abstracto y en general y los otros se dirijan personalmente a quien de nada conocen para descalificar...como siempre sin argumentos.

Me he dado cuenta que cada vez viene menos gente por aqui, creo que el espiritu de tu blog es bueno y yo estaré siempre como he hecho desde el primer día dando la cara y a pecho descubierto, estando a veces de acuerdo y en ocasiones no tanto, es que la vida no es blanca ni negra sino que está llena de tonos y matices. Si lo sabes ver eres un ser vivo con inquietudes y pensamiento propio y si no, no eres mas que masa no pensante.

Mari Puri dijo...

Nunca me gustó Facebook, y mucho menos Twitter. De modo que nunca me abrí ninguna cuenta. Que te pidan identificación real que lanzas al espacio cibernético, cuando no son capaces de garantizar la imprescindible inviolabilidad de esa identificación, me parece cuando menos una medida arbitraria y peligrosa.

Confío en que se vaya al garete ese medio de intercambio de información que ha producido tanta adicción, y que ha permitido que la masa no pensante decida lo que está bien y lo que no. Se me podrá decir que permite estar conectado y enterarse en tiempo real de las cosas que pasan, pero la intoxicación masiva y la manipulación creo que supera a los aspectos positivos.

Y en cuanto a los anónimos, pues hoy me voy a llamar Mari Puri. ¿Qué más da?

Coccinellidae. dijo...

Vaya...El caralibro poniendo trabas. La verdad es que a mi me quema cada día más todos los permisos y cosas que te piden ya sea para aplicaciones del móvil como para tonterías del facebook que me da que nadie lee lo que piden y le dan automáticamente al sí y ale que me digan a ver qué amigo de facebook es más amigo, o a qué minion me parezco más. Esas chorradas piden permisos para ver tus contactos y datos que tengas en esa cuenta. Yo ya me he acostumbrado a poner pocas fotos, tengo la privacidad bastante restringida pero me pueden ver la cara si me etiquetan amigos en sus fotos y no privatizan... Al menos no aparezco en google y si me buscan en facebook tampoco salgo, no sé por qué pero mejor así.
Yo la verdad opino como tú y es que es un peligro dar tantos datos, leñe hay gente que pone en que punto exacto está, pone fotos de sus hijos o de los hijos de otros sin permiso...están haciendo famosos a bebés que se verán en unos años en esos videos en los que interactúan con su perro y puede que no les guste...
Se nos va de las manos.

Campurriana Campu dijo...

Chaly, no te pierdes demasiado, la verdad. Las redes sociales, si se consideran en conjunto, poseen más mal que bien. Eliminan la meditación tan necesaria de los fragmentos. Van demasiado rápido y no analizan verdaderamente los asuntos que requieren profundidad y sosiego. Uno pica de aquí y de allí y se distrae de la principal búsqueda con mucha facilidad. Se acaba cayendo en una red voraz, plagada de mentiras y publicidades, que al final son la misma cosa en muchos casos. En otros, no. Es cierto que hay de todo pero...¿compensa tanta pérdida de tiempo y vida para conseguir información fiable y útil? Yo no lo tengo nada claro.

Ripley, sé que no eres amigo de las redes. Ya he comentado más arriba lo que pienso. No son necesarias, desde luego. Yo ahora mantengo Twitter porque me entretiene y veo, de alguna manera, el respirar de mucha gente. Un respirar global que me hace llegar a conclusiones sociales, quizá equivocadas. Tenemos siempre el riesgo de llegar a conclusiones erróneas porque cada uno vive sus circunstancias, su "yo". Se trata de una porción de mundo pero que debe ser analizada con juicio y sin llegar a caer en el error de generalizar sin más. Las redes, en este sentido, no se diferencian demasiado de los bares. Bueno...el anonimato de las mismas se puede traducir en una mayor sinceridad. También, todo lo contrario. De momento, no sé por qué motivo concreto, mantendré "Tuiter". A veces, es verdad, me provoca sonrisas. Otras...llanto, desencanto.

Mari Puri, entiendo lo que dices. Esa sensación de estar informado en tiempo real...se ha convertido en la sensación de estar desinformado en tiempo real. Es un sentimiento dirigido a ciertos fines aunque, hay que ser justos, y en las redes, como en el mundo real, también se encuentran buena gente y buenas intenciones.

Coccinellidae, el peligro está incrustado en ellas. Y siempre pienso que es un error grande compartir fotografías familiares. Hablo de personas particulares, claro. Hay otras, que son públicas, y que no pueden evitar este mal mayor. Pero...si puedes evitarlo, creo que debes hacerlo.

Loly Llano dijo...

Vayaaaa! No lo había visto. Pues nada te sigo por aquí.

Estoy de acuerdo con todas las opiniones aquí vertidas, que cada cual haga lo que quiera en este sentido sin presiones . Bikos Campu, voy a compartirlo :)

Campurriana Campu dijo...

Loly, gracias por compartirlo. Más que nada, por aquéllos de los que no me he podido despedir y a los que puedes llegar tú.

Me encanta cómo eres. Un rayo de sol entre tanta niebla.
:)

Por cierto, ten por seguro que si te veo por ahí, te saludaré. Cualquier día... Por lo que veo, no andamos tan lejos.
;)