29 de octubre de 2015

Cabreo infinito



Hoy permitidme un pequeño gran desahogo bloguero. Y es que estoy tan agotada (exhausta) de que me tomen el pelo por todas partes, que tengo que compartirlo con vosotros.

Es en todo, la verdad. Hoy en día, te sientes timado en casi cualquier sitio que tocas. Si no es la mentira del banco que roba o intenta robar todo lo que puede sin mirar a quien, es la empresa en la que trabajas, o la patraña de oferta de la compañía de telefonía y televisión que no es tal oferta sino un total quebradero de cabeza para sus clientes. 

Uno lucha con todas sus fuerzas, se desgañita por lograr lo que considera justo por ley, siente una impotencia tremenda por la pérdida de tiempo, de dinero, de energía vital al fin y al cabo.
A eso juegan todos. Al beneficio de la putada general porque sólo reclaman de verdad, llegando al verdadero final del asunto, unos cuantos. El saldo, efectivamente, sale siempre positivo a nivel global para ellos. Lo tienen estudiadísimo. Lo saben muy bien.

A pesar de todos los inconvenientes, soy de las que considero que hay que pelear con uñas y dientes por lo que es de uno SIEMPRE. Si no, habremos perdido; no sólo nuestro dinero y nuestro tiempo, sino, lo que es más importante, nuestra dignidad personal. Esa dignidad que, por los que vienen detrás sobre todo, nunca debe perderse o estaremos perdidos de verdad.

RECLAMAD. RECLAMAD SIEMPRE LO QUE OS CORRESPONDE POR LEY. Y no estoy hablando de lo considerado justo subjetivamente, que eso ya es otro cantar de cantares.

¿Sabéis lo qué me llama más la atención? La poca conciencia que tienen algunos para poder vivir mintiendo y robando sin sonrojarse un ápice. Trabajen en un banco, en una tienda de telefonía o en un departamento de recursos humanos de cualquier empresa. Preciosa referencia a las personas como "recursos", por cierto. Preciosa y realmente reveladora.

Estoy muy enfadada hoy. Por muchos motivos. Innumerables.

¿Tenéis alguna opinión al respecto? ¿la misma sensación o sólo soy yo?


Nota de la autora: Cuando hablo de "Ley", me refiero a "normativa" en general (por ejemplo, la normativa del Banco de España).

10 comentarios:

Douce y el Náufrago dijo...

Campu

He entendido (o no en mí, porque soy muy torpe y me las don todas, o daban, cuando trabajaba). Hago ese paréntesis porque puedo entender lo que estás contando y todavía te duele sobre todo porque los que tienen la vara toman el pelo a todo que trabaja al servicio de los chupones o cosas peores.

Lo siento, tú trabajas bien para otros y ellos miran para otro lado.Comprendo todos estás quemada y lo que duro

Yo sólo puedo tratar que estas palabras sirvan de ayudo para una amiga

Anónimo dijo...

Te comprendo perfectamente.

Mi cabreo más reciente: despues de pagar durante 34 años un seguro médico que me daba derecho a un montón de prestaciones sanitarias,la mayoría gratuitas, me acaban de comunicar que a partir de enero 2016 me suben la cuota otra vez y que todos y cada uno de esos servicios serán prestados con un copago.

A cambio, me dicen que desde que se hicieron cargo de la aseguradora, no cesan de trabajar para mejorar la atención a sus asegurados, cosa que no he llegado a percibir en ningún momento, más bien lo contrario. Y lo único que yo he visto es que patrocinan un montón de eventos deportivos a costa del aumento de cuotas y, ahora, de los copagos.

¡Ah, por cierto, se trata de Divina Pastora, una empresa que se encontró con una fenomenal cartera de clientes a los que está defraudando más y más cada día que pasa!

Me indigné y escribí exponiendo mi fenomenal cabreo con toda educación.¿Solución? Ninguna. Sólo cabe el recurso del pataleo y darse de baja. Al fin y al cabo, las cosas realmente importantes que he necesitado me las ha proporcionado la S. Social.

En fin, que estoy ocupadísima planificando mi agenda para hacerme todas las pruebas posibles de aquí al 31 de diciembre, antes de darme de baja, tanto si las necesito como si no.

¡Paciencia, Campu! ¡Respira hondo antes de cabrearte!

Mari Puri

Chaly Vera dijo...

En caso de que no tengamos éxito al presentar la queja directamente a la empresa, podemos denunciar el caso ante la Administración y exigir que le imponga una sanción proporcional a la irregularidad en cuestión. Si pese a la intervención de la Administración no se resuelve el problema, la última opción es acudir a los tribunales.
Tanto el intento de solucionarlo planteándoselo directamente a la empresa o con una reclamación ante la Administración, son trámites que podemos hacer solos o unidos a una organización de consumidores como FACUA. Ten en cuenta que las auténticas asociaciones dedicadas a la defensa de los consumidores (las que no
tienen ánimo de lucro y son independientes de empresas, gobiernos y partidos políticos) son entidades privadas que se financian con las cuotas de sus socios. Así pueden contar con equipos de expertos que rastrean el mercado en busca de fraudes, intentan que sus responsables los corrijan y, en caso contrario, los denuncian ante las
autoridades competentes o la justicia. Y también, gracias a las aportaciones de los socios, pueden tramitar sus reclamaciones.
La autoridad a la que debemos presentar nuestra denuncia es, en la mayoría de los casos, la Administración de consumo de nuestra comunidad autónoma. Pero hay excepciones. Si se trata de una irregularidad relacionada con el tratamiento de datos de carácter personal tenemos que acudir a la Agencia Española de Protección de Datos. Si el problema es con una compañía de telecomunicaciones que ha vulnerado su normativa sectorial y no la de consumo, debemos denunciar ante la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones del Ministerio de Industria. Si se trata de una compañía de seguros o un banco, ante la Dirección General de Seguros o el Banco de España, salvo que el fraude implique fundamentalmente la vulneración de la legislación de protección de los consumidores.
¿Qué garantías hay de que ganaremos al reclamar? ¿En qué porcentaje de casos se resuelven los problemas hablando con la empresa o acudiendo a las administraciones competentes y cuántas veces no hay más remedio que ir a los tribunales? La respuesta te va a resultar tan simple como clarificadora: depende. Esto no es una
ciencia exacta. Depende del talante de la empresa, de las consecuencias que crea que puede tener ningunearnos, de la diligencia con la que traten nuestra reclamación en la Administración. Lo que está claro es que si nos quedamos de brazos cruzados los problemas no se van a resolver solos. Y, sobre todo, que cuanto más críticos seamos ante el mal trato de ciertas empresas, y con mayor contundencia y perseverancia actuemos para que cambien las cosas, más cosas lograremos. Para nosotros y para otros consumidores que podrían ser víctimas de los mismos abusos.
Para tener éxito en la lucha contra los abusos es indispensable que nos movilicemos agrupados. Porque lo más frecuente es que si nos quejamos solos, las empresas nos ignoren y los gobiernos no actúen. Unidos, los consumidores tenemos fuerza para defender nuestros derechos.6 Por eso formo parte de FACUA. Tú puedes actuar como quieras. Pero por encima de todo, defiéndete.
Defiéndete de #101fraudes: ofertas engañosas, contratos abusivos, préstamos trampa... rubén sánchez

Jota Ele dijo...

A ver, a ver. ¿Quién ha osado tomar la cabellera a "mi" Campu?

¡Uy, uy, uy! Que me conozco y como me de la vena, soy capaz hasta de... O más, incluso.

¡Menudo soy yo para estas cosas!

Así que, cuenta, cuenta.

Besos, indignada.

Ripley dijo...

De acuerdo al 100% Campu, yo tengo varios frentes abiertos con la administración a cuenta alguno de ellos referidos a mi enfermedad, pero hay mas, te cuento que cuando pedí la tarjeta para discapacitados que poner en el coche, había un apartado en la solicitud muy pequeñito y casi escondido en el que aparecín dos casillas. En la una te interrogaban sobre si querías poder circular por los barrios y calles de acceso restringido tales como sol, atocha, lavapies o el barrios de Las Letras, naturalmente marqué la casilla y a continuación se te pedía la matrícula del coche para el que pedías la autorización pues bien, hace dos meses me llega una multa del mismo ayuntamiento que me ha autorizado a circular por la calle que toma la foto de mi matricula. Esto me cuesta irme al culo del mundo que es donde está la agencia de movilidad para presentar un recurso con mis alegaciones. Es evidente que no se me podía multar y en 15 dias resolvieron el sobreseimiento y posterior archivo. Una batalla ganada. Espero que la base de datos la hayan actualizado pues de lo contrario me seguirán llegando multas a discrección pues circulo habitualmente por esas calles.

Tema consumo: Hace año y medio me llega una carta de un ciber banco llamado uno-e bank y me dicen que tengo una deuda de 1500€, que tengo 30 días para hacerla efectiva o que me llevarán a juicio e incluso van a meterme en un registro de morosos.

Ripley dijo...

Pero resulta que yo no he pedido ningún crédito al consumo, resulta también que no conozco a ese uno-e bank que es una marca blanca del BBVA y lo sé porque me he tomado la molestia de investigar, resulta que en el supuesto que manejan, tendría que haberme dirigido a ellos y es entonces cuando lógicamente les pido pruebas que argumenten lo que dicen, (correos electrónicos o capturas de pantalla) pero no hay nada porque no puede haberlo pues si uno pide un crédito, el otro te pide justificantes de ingresos, declaracion de la renta y toda la pesca. Pero obviamente nada de eso ha ocurrido puesto que yo cuando pido un crédito lo hago en mi banco, tengo dos que pago puntualmente y nunca he tenido el menor problema pero estos listos me responden pidiendome el dni. ¿como se entiende esto? porque si yo les he pedido un dinero que menos que tener mi dni. ¿Quien te va a dar un crédito si no tiene ni tu dni?. No lo tienen porque no soy cliente ni de uno-e bank ni del BBVA y no te lo pierdas que me dicen que el crédito es de 1998, naturalmente uno-e bank no existía en 1998 ¿entonces?. Insisto en que quiero ver un documento con mi firma, documento que no existe pero ellos siguen amenazando hasta el punto de espiar mis contactos y hacer llamadas. Esto supongo que es ilegal y delictivo. Lo puse en conocimiento del defensor del cliente del BBVA, del defensor de los abusos bancarios cuyo nombre técnico no recuerdo, del defensor del pueblo que me dice que no me puede defender pues esto lleva otros cauces, de FACUA que me contesta que vale, que muy bien pero que si quiero que me defiendan ¡¡¡tengo que hacerme socio pagar!!!, pues entonces no entiendo la razón de existir de FACUA. Naturalmente están denunciados en la comisaria nacional de policia por falsedad documental, espionaje y extorsión. Hay muchos foros en internet hablando de estos de uno-e bank y de que efectivamente reclaman deudas que no te pertenecen pero lo peor es que además en su primera carta me dicen que han cedido mis datos a una tercera compañia o empresa o nido de ratas. ¿Eso se puede hacer?

Ripley dijo...

Otra cosa, ¿no habíamos quedado que ya no te podían llamar a casa para venderte cualquier cosa?. Pues ayer me llama una tipa-robot y tiene lugar la siguiente conversación, literalmente:

- "Buenos dias me llamo Rebeca de seguros Adeslas, ¿con quién hablo?"
- Pues usted sabrá que es quien ha marcado mi número.
- Buenos dias me llamo Rebeca de seguros Adeslas, quisiera saber cual es su nombre para dirigirme a usted porque ha tenido un seguro con nosotros y ya no...
- Pues si usted sabe que he tenido un seguro con ustedes debe aparecer mi nombre junto a la póliza del seguro al que se refiere, seguramente muy cerca de mi teléfono.
- Me llamo Rebeca, ¿con quien tengo el gusto de hablar?
- Mire Rebeca de Adeslas, llame a otro y no pierda el tiempo, no pienso contratar nada.
- pi, pi, pi...

Los de movistar firmaron con nosotros un contrato con una "tarifa para toda la vida", pero esto que es un compromiso se lo han saltado a la torera y han subido el recibo 5€, ¡con dos cojones!, está recurrido pero mientras resuelven, nos están cobrando de mas en un clarísimo incumplimiento de contrato. Y un contrato es algo que firman dos partes, si yo no pago me suspenden el servicio y con razón pero si ellos cambian algo que no pueden cambiar ¿como nos defendemos?


En el ayuntamiento debe haber mas de diez correos míos solicitando que nos pinten pasos de cebra en el barrio y en lugar de adoquinar las calles, simplemente nos las asfalten, esto que parece un capricho no lo es porque cada seis meses los adoquines, que son un producto manufacturado y por tanto mas caro, se hunden y han de reponerlos, repito cada seis meses te levantan toda una calle para caer una y otra vez en el mismo error con el consiguiente daño a los comercios y molestias a los vecinos. Bueno han tardado dos años o mas pero por fin ahora está asfaltada. Y lo de los pasos de cebra es especialmente hiriente pues en lugar de pintarlos, -este es un barrio con mucha población mayor que necesita saber por donde cruzar con seguridad-, digo que en lugar de poner los pasos lo que han hecho ha sido pintar las plazas para aparcamiento. Aleatoriamnente, unas calles sí, otras no. ¿Era necesario? naturalmente que no, ¿no se podía haber destinado esa pintura a lo importante que además es lo que pedimos los vecinos?, ¿por que son tan imbéciles los que mandan?, es evidente que no es el mérito quien los ha llevado a ocupar los cargos que ocupan.

Me uno a tu rebote, creo que estamoes en el punto de no retorno o si lo prefieres, la gota ha colmado ya el vaso de lo soportable. Dignidad por supuesto, con la cabeza alta y peleando siempre. Somos mas y mejores que ellos.

Campurriana Campu dijo...

Nau, me han servido de ayuda las palabras vertidas en el saloncito pero, sobre todo, vuestras respuestas. Es como un desahogo conjunto. Pero...no sólo de desahogos vive el hombre y, vuelvo a repetir, todo el mundo tiene que luchar por lo suyo siempre. Al menos, intentarlo, mostrar los dientes de alguna manera. Por los que vienen detrás, por los que están...

Mi concepto del entorno que nos rodea en este sentido es bastante negativo últimamente. Se debe a mis experiencias personales, por supuesto. Cada uno tendrá las suyas. Yo voy por la calle un poco a la defensiva por este motivo. ¿Quién será el próximo que me intente engañar o robar?

Sin embargo, mi experiencia de lucha ha sido siempre positiva hasta ahora. Si hubiese perdido ciertas batallas, la que más me seguiría entristeciendo, sería la batalla no comenzada por miedo.

Gracias a todos. Por compartir vuestras vivencias y conocimientos.

Juan Nadie dijo...

Miguel de Cervantes (para algún catalán alucinado, Miquel Servent) dice en El Quijote, por boca de Alonso Quijano: "Con la Iglesia hemos topado, hermano Sancho". Hoy se podría decir con toda propiedad: "Con la Iglesia seguimos topando, pero más topamos con la administración y con la burocracia, hermano Sancho".

Campurriana Campu dijo...

El problema de la Administración es que se ampara en la impersonalidad de las decisiones. Nadie las toma, luego nadie es culpable.