5 de noviembre de 2015

¿Sólo una guerra civil o muchas?


No se trata de una publicidad gratuita a Reverte. De hecho, no he leído el libro. Me gusta, eso sí, esa forma de fomentar el debate limpio a partir de una obra como la suya. Un debate que surja de forma dialogante; tanto en las aulas como en las cafeterías. La Historia es lo que nos queda. Sin ella, navegamos a la deriva. Y la Historia es cultura, tradición, arte, religión también, porque todo está vinculado y todo se entiende desde estos conceptos que abarcan tanto. Todo aquello que muchos ahora, de forma incomprensible, quieren cargarse porque sí.

La visión de nuestra guerra civil está lo suficientemente contaminada desde la esfera "intelectualoide" de nuestro país, a la que le encanta agitar masas de forma poco limpia y totalmente miserable, interesada, patética tantas veces.

Yo, desde luego, estoy asqueada del cine español que trata este tema (por poner un ejemplo significativo y evitando ya hablar de medidas políticas directas, que lo prefiero). Sólo una visión y nunca la otra. Así son las cintas españolas y, siempre hablando, de forma general. Hay ocasiones, efectivamente, en las que asoma algún rayito de luz que, al menos, deja esperanza para el futuro.

Menos mal que he podido conocer testimonios directos de familiares, que me han contado lo que es de verdad una guerra a pie de calle. Menos mal.

Por todo ello, le doy las gracias a Reverte; por ser uno de los que promueven esos rayitos de luz entre tanta niebla.


"Si a un joven no le das historia, lo estás dejando huérfano de memoria"

Preocupado por la escasa atención que los libros de texto le prestan a la Guerra Civil, el escritor Arturo Pérez-Reverte ha decidido contar a los jóvenes las líneas esenciales de este conflicto para recordar "los graves errores que llevaron a esa gran tragedia y procurar en lo posible no repetirlos".
"Estamos borrando de la memoria de los jóvenes las lecciones de la Guerra Civil, la lección de vida, de política y de sociedad que fue aquello", afirma en una entrevista con Efe Pérez-Reverte, en la que adelanta las claves de su libro La guerra civil contada a los jóvenes que Alfaguara publicará el 5 de noviembre, ilustrado por Fernando Vicente.
El libro puede leerse "de los doce años en adelante", porque "a no pocos adultos les iría muy bien conocer lo que fue la guerra civil", comenta Pérez-Reverte, cuya obra está traducida a más de cuarenta idiomas.El escritor (Cartagena, Murcia, 1951) no entiende por qué, "cuando hay un tema complejo, como el de la Guerra Civil, en vez de explicarlo lo eliminamos de los planes de estudio".
Ilustración de Fernando Vicente de la batalla del Ebro. ALFAGUARA"Si a un joven no le das historia, lo estás dejando huérfano de memoria y, sin memoria, no tiene ninguna posibilidad de comprender un país tan complejo como España", asegura este autor, que ha vendido más de quince millones de ejemplares de sus novelas en todo el mundo.
La idea de escribir su nueva obra se le ocurrió cuando, "casualmente", cayó en sus manos un libro de texto para niños que decía literalmente: "Antonio Machado fue un poeta y académico. Pasado un tiempo, se fue a Francia donde murió".
"Y así resolvía la tragedia de Machado, que es la tragedia de media España, o de la España entera. Aquel libro no mencionaba la Guerra Civil", dice Pérez-Reverte, que también comprobó cómo otros manuales escolares "despachan" esos años "de manera casi absolutamente irresponsable".Entonces decidió escribir un texto en el que "de una forma sencilla, equilibrada, buscando la mayor objetividad posible, sin buenos ni malos, sin clichés fáciles, sin etiquetas baratas", le explicara a un joven cómo fue la Guerra Civil.
Pero deja muy claro que su libro "no pretende sustituir" a los que hay sobre ese conflicto, sino "servir de puerta a ellos e incitar a un joven a que pregunte, lea, se documente; y a los profesores a que debatan este tipo de cuestiones".Han pasado casi ochenta años desde que comenzara esa guerra (1936-1939) y "ya no hay testimonios directos de lo que sucedió. Son de segunda mano, y esas segundas manos pueden ser honradas o interesadas", señala.

3 comentarios:

Juan Nadie dijo...

La manipulación a que se han sometido los hechos de la Guerra Civil española es vergonzosa. Lo peor es que se estudia en los institutos.
"Si a un joven no le das historia, lo estás dejando huérfano de memoria". Elemental, mi querido Arturo.

Campurriana Campu dijo...

Juan, al menos que los más jóvenes y no tan jóvenes se queden con esta duda e investiguen un poco más. Si logra esto Arturo, habrá logrado muchísimo. Y digo Arturo como cualquier otra persona interesada en cuidar la Historia, amarla, respetarla, criticarla sólo con el ánimo de aprender del pasado de cara a un futuro.
Es estrictamente necesario y ya hay muchos que buscan el olvido, la manipulación interesada y miserable.

Campurriana Campu dijo...

Cada uno tiene su guerra civil.
Con eso debemos quedarnos.

Yo soy yo y mis circunstancias. Frase que me acompaña desde la más tierna juventud. ¡Cuánta razón en ella!