10 de enero de 2016

De películas muy humanas: Loreak


Me gustó. Tan real que duele. Las infinitas complejidades humanas se unen entre sí formando un mundo como el que tenemos ahí fuera.

Es una de esas películas en las que dan ganas de abrazar a los personajes; todos ellos tan necesitados de abrazos como nosotros en algún momento o en muchos.

C'est la vie !