1 de marzo de 2016

Discurso de investidura (Pedro Sánchez)



Hoy, se supone, es un día importante para España. Hoy, se supone, debería sentirme emocionada. No lo estoy.

Acabo de ver un resumen del discurso de Pedro Sánchez (y lo que rodeaba a dicho discurso) en esta tarde tan esperada, sobre todo a nivel de medios de comunicación y políticos, y confirmo mi más absoluta decepción con los acontecimientos que está sufriendo mi querido país.

Nada nuevo.
Sólo deseo que no caigamos en manos de éstos, ni de los otros, ni de los otros... 

5 comentarios:

Juan Nadie dijo...

No he oído el discurso de Sánchez, ni resumen alguno de él. Lo leeré mañana en "los papeles", casi seguro tapándome la nariz.

Maribel C. dijo...

¿Cómo algo tan serio se puede tomar tan a la ligera?
Lo digo por las actitudes de algunos mientras se deciden asuntos que afectarán sin duda a las vidas de todos nosotros.
Es penoso... lo más que hemos conseguido después de estas sesiones en el Congreso ha sido una pintoresca galería de fotos repletas de gestos desafortunados.
Una vez más, no han sabido estar a la altura. No les ha gustado lo que hemos votado y así nos lo han hecho saber... ¡cómo si los equivocados fuésemos nosotros!

Campurriana Campu dijo...

Juan, estás en lo cierto cuando no esperas nada nuevo de los discursos. Y, además, los discursos no dejan de ser discursos. No te cuento lo que siento yo cuando ya no me gustan ni las palabras que salen por esas lindas bocazas (digo, boquitas). No veo nivel ni formación en aquéllos, se supone, van a ser los que nos gestionen. Cuando hablo de formación, me refiero básicamente a la experiencia que debieran traer a sus espaldas todos ellos. Experiencia fuera de las Administraciones Públicas y de las Universidades... No digo que no haya que conocer las Administraciones Públicas. Es positivo conocerlas también para poder corregirlas desde la visión práctica de las realidades que habitan fuera de ellas. Y para tener esa visión de corrección positiva, hay que salir a la calle, a las pequeñas, medianas y grandes empresas. Hay que pisar un suelo del que, debido al sistema que tenemos, los políticos se alejan cada vez más... Son ellos O nosotros. No sé cómo explicarlo...

Maribel, yo creo que algunos sí llevan buenas ideas a esas plataformas. Más bien, buenas intenciones. Luego, todo se pudre. Se pudre porque es muy difícil partir de cero o tomar medidas que afecten a gentes poderosas. No se trata de utilizar cuchillos con los presentes, sino de tener la intención de mejorar el futuro próximo y el presente con un cambio de objetivos, de prioridades. Cuesta salir de este sistema porque está beneficiando a muchos también. Aún así, sí es posible ir cambiando las cosas poco a poco e ir gestionándolas de otra manera. Yo creo que es posible. Intentaré olvidarme, por otro lado, de este pensamiento pesimista de que da igual a quien pongan porque los que mandan son otros. Intentaré olvidarme...

Y no. Claro que no les han gustado nuestros votos.
Señores, ha ganado Rajoy, ha ganado el PP. No sumemos islitas para considerarnos ganadores del otro bando. No es así.

Es triste también pensar que no ha habido alternativa interesante para cambiar rotundamente el sentido de nuestro voto. Ha ganado el partido que ha mirado para otro lado en los casos de corrupción (el gran error de Rajoy).
Hay que leer entre líneas entonces cuando, aún así, sigue ganando el partido azul...

Yo sigo pensando en Soraya. ¿Y vosotros?

Maribeluca dijo...

Es una tomadura de pelo en toda regla como aquella de Arturo Mastuerzo con las urnas de cartón sin validez alguna y para mayor "gloria" de un fracasado que busca ser presidente aunque sólo sea por un día para que los suyos no le liquiden.

La llamada "nueva política" no ha hecho más que empeorar lo que ya teníamos y a las pruebas me remito.

Campurriana Campu dijo...

Maribeluca, es tan vergonzoso que ya no tengo fuerzas para decir nada. Hacen buenos a los que no son tan buenos precisamente.

Por cierto, las televisiones son cada vez más repugnantes. Se les ve el plumero tanto que, gracias a ello, estoy viendo un montón de películas en versión original.

Esperemos este país termine sacando un poco de cordura de todos los que allí bailan.