13 de abril de 2016

¿Por qué hay personas que siguen defendiendo a Mario Conde?



¿Qué tiene este personaje que fascina a tantos?
¿Se le perdonan los pecados cometidos por haber sido víctima de una especie de conspiración?
¿Es su seguridad altiva lo que le ayuda a la seducción?
¿Acaso el Sr. Conde NO ha robado?
¿Quizá el motivo sea que otros han robado también y no se les ataca por ello?
¿Es eso una disculpa para no cumplir con la legalidad de nuestro país?

No sé. No tengo ni idea. Me lo cuenten, por favor.

8 comentarios:

Douce y el Náufrago dijo...

Buenas tardes

Me había olvidado de ese señor Mario Conde y ahora aparece de nuevo. Hace 23 años por lo que leo " estalló el caso Banesto y 11 desde que abandonó la cárcel" Ya ni me acordaba de ese personaje.

Lo siento Campu, no puedo darte ninguna idea. Aunque creo, ya no me acuerdo, intentó hacer un partido.

Y ahora aparece de nuevo.

¡Qué 'mundos"!

Siento no poderte más datos. (Se me van las memorias)

Campurriana Campu dijo...

Nau, siento haberte recordado de nuevo a este guaperas que ha protagonizado más de un acontecimiento en nuestro país.

No sé de qué va este hombre. La verdad es que, a priori, me parece un caradura con un especial egocentrismo digno de ser analizado. Desde luego, una persona para estudiar en casos prácticos de Universidad. O el Sr. Conde tiene una cara como un piano o yo no me cosco de nada.

No sé. Por eso pregunto.

Campurriana Campu dijo...

Y no se trata de hacer leña del árbol caído, de verdad. Es que ando muy despistada en los asuntos relacionados con la vida de Don Mario.

Hasta, en cierto modo, me da lástima. No puedo evitarlo.

Chaly Vera dijo...

Ni idea.
¿Quien es el?

Juan Nadie dijo...

Efectivamente, es su seguridad altiva lo que le ayuda a la seducción, tiene un piquito de oro (habla muy bien, la verdad, y muy seguido), y te puede vender frigoríficos en el Polo Norte, c'est à dire, nunca ha sido de fiar.

Campurriana Campu dijo...

Chaly, supongo no hablarás en serio...

Juan, y es muy guapo. Incluso, a su edad, está muy bien. Ay las bellezas ¡qué peligrosas son!

Pedro Ojeda Escudero dijo...

¿En este caso concreto? Porque entre cierto sector de la derecha española hay una neurosis conspiranoica que le lleva a creerse a personajes como este o como Ruiz Mateos. Los que creen a estos personajes son seres con serios problemas para comprender la realidad.
¿Otra razón añadida? Porque parece ser -según las infomraciones que están saliendo- que este señor compró acciones de medios de comunicación que practican esa neurosis conspiranoica como forma de negocio.
Nada raro. Hay siempre un tanto por ciento de la población de un país dispuesta a creerse cualquier cosa. Esperemos que el tanto por ciento no crezca.
Besos.

Campurriana Campu dijo...

Pedro, podría ser una razón. Es que el dinero puede comprar hasta las formas de pensar...ayyyy