17 de abril de 2016

¿Volverá ese sueño americano con Donald Trump?


Después de la lluvia de críticas recibidas por este hombre que, obviamente, gusta de popularidad, Donald Trump, debo decir que me he interesado un poco más por su personaje que apenas conocía, salvo por las menciones realizadas con saña y gusto sobre él por parte, sobre todo, de los denominados "progres". Esto último, por cierto, me hizo desconfiar e, incluso, mirar con otros ojos a este, ahora también político, de aspecto un tanto curioso. Por este motivo, intentaré estudiar un poco más su figura.

Sí. Conocía las Torres Trump de NY, a su primera esposa Ivana Trump, a su hija Ivanka... También, como no, que era un empresario de bienes inmuebles, cadenas hoteleras...supuestamente de éxito (nunca se sabe con esto de las "grandes fortunas") y que ahora se presenta como precandidato por el Partido Republicano para las elecciones de Estados Unidos.

Pero...¿de verdad es un hombre tan malo, tan malo? Leyendo por aquí y por allá (y seguiré leyendo) no todo son malas críticas. Incluso, personas que han trabajado cerca de él mencionan ciertas virtudes, entre las que se incluye el saber escuchar y la amabilidad. Está claro que tiene mensajes lejanos del populismo aunque no tengo muy claro el tono con el que los dijo (algunos sacados simplemente de tuits).
Pero...¿qué queréis que os diga?...  Populismo no implica buenas y justas soluciones. El populismo muchas veces mata la Justicia de un país.

Sigo leyendo. Me encantaría también conocer de primera mano la opinión de los americanos. Quizá me sumerja en foros... Internet es un pozo de información y desinformación. Hallemos la media. Sepamos hallarla en la medida de lo posible.

Espero volver a este tema. Interesante, al menos.

7 comentarios:

Juan Nadie dijo...

No es un hombre tan malo, tan malo, Campu, para mí es la estulticia elevada a la enésima potencia. Y (esto puede parecer irracional) jamás me fiaré de un tipo que se peina de esa manera para intentar ocultar sus carencias capilares, que me temo que son imagen de sus carencias intelectuales.

Campurriana Campu dijo...

jajajajaja Juan, ¡eres único!
Pues, como no puedo creer que un hombre amase semejante "supuesta" fortuna a lo largo de su vida, siendo un tonto redomado, por eso me he interesado por él.
Quizá es un tonto con cierta suerte. Si llamamos suerte al dinero, claro...

Ya te contaré. De momento, no lo grito a los cuatro vientos. No estoy segura del personaje. Y, además, con las elecciones de Estados Unidos, lo tendremos para rato.

:)

Campurriana Campu dijo...

Por cierto, yo me quedaría de nuevo con Obama. ¡Cómo me gusta este hombre!
:)

Campurriana Campu dijo...

Y con su mujer, que también me encanta!!

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Yo, por de pronto, lo tengo lejos...
Un beso

José Antonio del Pozo dijo...

Hola, Campu: bueno, lo que expones mueve a reflexión, y es bien interesante, a mí el éxito grosero de Trump en Política -no en otros ámbitos, que no conozco- me parece que expresa la regresión cultural que vivimos. (Por cierto, me hice ya seguidor oficial de tu ameno blog) Saludos blogueros, amiga.

Campurriana Campu dijo...

José Antonio, básicamente lo que pretendía era invitar a la reflexión. ¿Por qué Bush llegó a ser Presidente de los Estados Unidos? No considero a los americanos tontos ni mucho menos, aunque... América es muy grande....

Vaya, que seguiremos reflexionando sobre nosotros mismos.