13 de junio de 2016

Amarrando blogs en épocas de riadas "tuiteras"



El saloncito busca amigos. 
Es verdad que ya ha salido a buscarlos, incluso más allá del charco. Mi lista de la derecha ha aumentado un poquito y seguirá haciéndolo. Quiero que llenéis este país de las últimas cosas de sentimientos. Quiero conoceros un poquito a través de vuestras letras.
Personas a las que le guste escribir. Personas que tengan un saloncito acogedor. Personas que expresen sus esperanzas y desesperanzas con claridad y educación. Si es posible, también con gracia. Esto último, por supuesto, no es imprescindible. Soy consciente de lo difícil que es hacer gracia a los demás y, sobre todo, con estos entornos que nos ponen como sombrero.
Personas que compartan su modo de vida, sus pensamientos más profundos, las cotidianidades de sus países para acercarnos y nunca alejarnos. ¡Cómo me gusta esto último! A ver si consigo amigos más allá de las fronteras...
Personas que respeten, que se respeten, que lloren en público sin vergüenza. Y que rían. Que rían mucho.
Acepto un cabreo porque no tendríamos sangre si no nos cabreásemos alguna vez. Eso no quiere decir que acepte comportamientos hirientes y malintencionados. Eso no.
Y, por supuesto, acepto sensibilidades. No tanto las susceptibilidades aunque, en cierto modo, todos seamos un tanto susceptibles. Inseguridad y complejos. De ahí salen la mayoría de ellas. Todas ellas, supongo...

16 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Yo no creo en la amistad via internet.
A ver, como decorado, sí, pero como realidad me parece muy virtual.

Besos.

Campurriana Campu dijo...

Toro, yo hasta que ha ocurrido, sobre todo, lo de Ripley, casi me acercaba a tu pensamiento. Y digo "casi"...

Ahora he visto que se puede compartir mucho a través de estas amistades. He llegado a llorar por Ripley. Mis lágrimas, te lo aseguro, eran de verdad. Sigo acordándome de él con mucha tristeza y, con el tiempo y su efecto reparador, intentaré quedarme con los bonitos recuerdos de una amistad especial, diferente a las reales pero, no por ello, falta de realidad.
No quiere decir que todas las amistades virtuales tengan la misma fuerza, pero hay personas que me han tocado la fibra. Una de ellas, ha sido él. Quizá por su delicada y especial situación. Su mundo era éste y se entregó al máximo a todos los que le escuchamos, a todos los que compartimos parte de nuestros momentos con él.

Es verdad que los amigos están fuera de estas pantallas. Son los que podemos tocar pero...hay tantas formas de tocar...

He cambiado de creencias, en este sentido. El blog, en cierto modo, me ha cambiado. Y para mejor.

También es cierto que no podemos encerrarnos aquí. No podemos dejar de mirar a los ojos de las personas que tenemos cerca por estas amistades de escritura. Eso no. Eso sería poco saludable sin duda alguna.
Una cosa no quita la otra. Todo es compatible y debemos utilizar los medios nuevos a nuestro alcance con moderación. Bendita moderación que sirve para todo.

El tejón dijo...

Por tu saloncito llevo pasando en silencio desde hace mucho tiempo, hoy me animo a dejar mi huella porque comparto todo lo que has dicho, incluida la respuesta que das a Toro Salvaje.
A mi no hace falta que me busques mucho, mi frontera está bien cerca y no hay que levantar ninguna barrera.
Un saludo.

Douce y el Náufrago dijo...

Campu

Decir algo aquí, depende de este modo :quien habla, el que 'escucha' o lo que siente. Hay muchos aspectos. Sobre todo debe ser correcto por lo menos porque sino es mejor que no pierda el tiempo.

Berta, la perrita, sabe con quien tiene sentir y es con casi todos:-)

Boas noites

María dijo...

Ya tiene mi tarjeta jaja el caso es que pensé te la había dejado hace mucho y no... a mi me sirve más que nada para ir a blogs que no tengo enlazados y no me comentan, por eso considero son útiles y por eso al cuadro de seguidores ( que eso sí que me parece una pedantería) yo le llamo mi tarjetero.

Respecto a las amistades bloggeras ... verás, para mi el blog no es más que un medio más de contactar y conocer gente a través de sus letras, en la vida real conoces a gente cara a cara por trabajo, por ocio por amistades que compartes, por teléfono por carta ... la blogosfera es otra forma, ni mejor , ni peor... si la amistad crece lógicamente del blog saltamos al cara a cara y mi experiencia es que si en letras me ha gustado alguien, cara a cara muchísimo más, de hecho dos de mis mejores amigas hoy en mi vida real, amigas de esas que se decide del alma no de bla bla bla las conocí aquí en la blogosfera ¡qué se yo! aquí en letras mostramos una parte que es imposible mostrar en la calle y viceversa, al final somos un puzzle que se completa si la vida nos da la oportunidad de acercarnos y conocernos. Tú sé que vives como yo en Gaicia lo que no se es donde. Ojalá un día tengamos nuestro cara a cara ;)

Por cieeto que no te he agradecido las preciosas palabras que me dejaste en la entrada para Mercedes, mi compañera y amiga que se fue .. mil gracias de corazón... aprovecho y ya que te lo digo a ti tb se lo digo a JULIO nuestro cielo bolero compartido aquí jaja acabo de estar en su casa y olvidé agradecérselo tb a él... he asado una temporada algo lejos de mi blog a veces me gusta más visitaros a vosotros que comentar en le mío.. me caso de mis letras a mi misma jajaja allí al comentar me parece que es así ;)


Un beso grande CAMPU, espero que tu tristeza por la perdida de tu amigo vaya siendo más leve.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Sigámonos uniendo en redes: físicas, virtuales, como sea. Hay que crecer para poder estar juntos.
Besos.

Maribel dijo...

Pues yo te deseo mucha suerte en esa búsqueda.
Estoy de acuerdo en que a través de la escritura podemos establecer lazos muy estrechos. Escogemos las palabras con un mimo que habitualmente no tenemos al hablar, y al leer a otros también nos adentramos en espacios de intimidad que muchas veces mantenemos ocultos.
El tiempo que invertimos en escribir y leer nos da un ritmo más humano, alejado de esa velocidad que imprimimos a casi todo lo que hacemos.
No sé... a mi personalmente me ha tentado muchas veces la idea de escribir un blog. Luego me asalta siempre un enorme sentimiento de pudor...
Tal vez en un futuro no muy lejano me decida y entonces tú serás la primera en entrar en a mi saloncito ;)

esteban lob dijo...

Estoy contigo Campurriana y no tengo dudas que las amistades que generan los blog son mucho más que un decorado.

Blogueros de España y del Perú que he conocido en persona, me demostraron que tienen alma y sentimientos, que una simple decoración no expresa.

Aquellos-la mayoría-a quienes no conozco en persona, con sus páginas y sus comentarios también me hablan de gente de bien con quienes es un deleite intercambiar ideas. Por cierto te incluyo a ti en este concepto, tras nuestro encuentro cibernético vinculado con la muerte de Ripley, a quién tampoco conocí en persona, pero a quién aprendí a apreciar en su larga despedida de este mundo, la cual no por anunciada y previsible, restó categoría a su pensar, tan bien reflejado en cada una de sus entradas y en cada una de sus palabras.

Campurriana Campu dijo...

Tejón, invitado silencioso...
Me gusta también.

Gracias por romper también tu silencio.
Me ha encantado conocerte mejor. Creo que alguna vez sí nos hemos cruzado entre los blogs amigos. Me suena, al menos...
Estamos en contacto. Además, te he añadido a mi lista de la derecha del saloncito...
:)

Campurriana Campu dijo...

Nau, depende de tantas cosas...
Las amistades atopadas...dependen del momento personal, de las circunstancias, que son dueñas, a su vez, de tantas cosas...

Sigue los consejos de Berta. Ella nunca se equivocará en esto de la vida...

Campurriana Campu dijo...

María, me ha encantado leerte. Sin duda, eres especial. Por tu blog, por la inmensa sensibilidad que brota de él...
Gracias por tus palabras.
Lo bueno de los blogs...compartimos sentimientos y nos acompañamos en esta vida tan difícil...o que nosotros la hacemos así, más bien.

Soy de mil y una Galicias...Tiro más al norte pero por mi cuerpo hay sangre gallega del sur...

Yo aún no me he atrevido a quedar con nadie personalmente de estos mundos bitacoreros. Creo que tengo miedo de que se rompa la magia. No sé si me explico...

Un abrazo fuerte y a seguir luchando con una sonrisa puesta.

Campurriana Campu dijo...

Pedro, el estar juntos es lo más bonito de los blogs.
Es eso exactamente.
Gracias por acompañarme. Estoy orgullosa de vuestra calidad.
Un beso.

Campurriana Campu dijo...

Maribel, lo sabes: estoy deseando que abras tu saloncito porque sería una de las primeras en entrar y ponerme las zapatillas. Estoy segura de que te llenaría de forma especial. Y a nosotros, por supuesto.
Escribes con sentimiento, con mimo, con una sinceridad, a veces, aterradora.
Y no sería sinceridad si no fuese alguna vez aterradora, ¿no crees?

Campurriana Campu dijo...

Esteban, a ti casi te acabo de conocer y me da la impresión de que algo especial nos ha unido. Vaya si es especial...nada más y nada menos, que nuestro amigo común Ripley.
Ay si nos viese...
Estaría orgulloso.

Un abrazo y me alegro muchísimo de haberte encontrado.
Me gusta mucho tu forma de escribir, de compartir.

ñOCO Le bOLO dijo...


Un blog es, exactamente, lo que uno quiere que sea. Es obvio que hay blogs cerrados y otros permeables. El paso del tiempo hace, ha hecho, que lo que eran amistades virtuales algunas de ellas hayan dado el paso a convertirse en reales. Así pues, puedo entender lo que sientes.
Seguiremos en el blog en tanto podamos, sabiendo que hay alternativas... que de momento no nos interesan. Yo siempre dejo mi puerta abierta.... como El tejón.

Un abrazo

· LMA · & · CR ·

Francisco M. Ortega Palomares dijo...

Los blogs esa cosa extraña que habita Internet.