2 de junio de 2016

Pues sí. Me gusta Enrique Iglesias.


Hay que reconocerle mérito a este chico que, cuando era más jovencita, no me gustaba casi nada (debo reconocerlo). Pero, de repente, ¡cómo son las cosas de la vida!, empecé a bailar con su música pegadiza, su trabajo trabajado, sus coreografías, sus vídeos...

Pues eso. Sigo bailando con él...

Ésta es la última canción: Duele el corazón...

Si te vas, yo también me voy...
Si me das, yo también te doy...

Como podéis ver, sigo evadida de la política. Y de tantas cosas que me rodean...

Pinchad, si queréis, en la etiqueta Enrique Iglesias de este saloncito. Hay más...
Sale la Ribeira Sacra de refilón, Galicia de refilón... Y Bailando...pues sí...me encanta....
:)

12 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Si digo que no sé ni las canciones que canta te vas a enfadar.
Vale.
No digo que no sé ni las canciones que canta.

Je.

Campurriana Campu dijo...

Toro, comprendo que no te guste :)

Es su ritmo lo que me gusta...canciones pegadizas, letras pegadizas...
Vaya, que ya estoy bailando de nuevo...

Eso es mucho.
Mucho consigue este Enrique. ¡Te lo aseguro!
:P

Chaly Vera dijo...

Solo escucho a cantantes de rock pesado.

Besos

Campurriana Campu dijo...

Chaly, ¿pesado o pasado?

Douce y el Náufrago dijo...

Campu,

Lo siento, pero me pasa también como al 'Toro Salvaje', no he oído a Enrique ahora ...No sé si es la edad y la sordera.

Lo siento, pero si a ti te gusta y te habla, debes seguir escuchando y sintiendo.

Buen día

Campurriana Campu dijo...

Nau, sé que lo del blandito Enrique no es música de peso, como diría Chaly...

Hay música para todo y también hay momentos para todo...

Así que ¡A bailar se ha dicho!
Nos hace mucha falta en el saloncito.
;)

Pedro Ojeda Escudero dijo...

El caso es que a mí me gustaría tomarme un café con él para creérmelo...

Campurriana Campu dijo...

Pedro...no comprendo muy bien el sentido de tu comentario...
¿Ironía?

Campurriana Campu dijo...

Es afectado...es cierto. Muy afectado.
Estos chicos nacieron en una familia que, seguro, tiene también mucho que contar. Y esos mundos del corazón y del espectáculo juntos pueden llegar a ser terribles para la estabilidad emocional.
Por eso valoro el mérito de la música de Enrique, que ahí sigue dando guerra.

Pedro. Ayer estaba "espesita".
:)

Campurriana Campu dijo...

Hoy, también...

Jota Ele dijo...

Decía Napoleón que la música es el menos molesto de los ruidos.

En este caso, ni siquiera creo que sea el menos molesto.

Ahora bien; si a ti te gusta... ¡Nada que objetar!

Así que...

Shake your groovy thing baby!!!

Besos, bailona.

Campurriana Campu dijo...

Jota Ele, ¡cómo eres!

Te recomiendo los otros dos vídeos que colgué de él en anterior post.
Si no mueves los pies con ellos, no eres humano ;)