14 de junio de 2017

Oramas y más






Es verdad. No sólo de discursos vive el hombre. No sólo de discursos se debiera alimentar el político al que pido ser gestor, conocedor de leyes, hacedor de justicia en todos los sentidos.

Pero es cierto que me ha gustado la bronca echada al gallito del corral con coleta colocada y recolocada por los mismísimos dioses. Allí estaba él con su mirada agachada, buscando, quizá, entre los pliegues de su pantalón, la respuesta a todo. La respuesta a esas frases lapidarias que, él también lo sabe, tienen más razón que un santo.

Ana Oramas frunció el ceño más que Irene Montero. Irene Montero acompañó en el sentimiento a Iglesias. Soraya y Rajoy respiraron aliviados; más aliviados aún. Esto ya no es nuevo para el circo continuo en que se ha convertido nuestra política y ellos, a pesar de las frasecillas raras, están más que acostumbrados a esta lucha verbal.

No defiendo la corrupción. No defiendo la injusticia. No defiendo a los que se creen por encima de los demás por su cuna, su consorte o su bolsillo. 
Pero, es verdad, que estos salvadores del mundo con la palabra "democracia" en la boca, hacen buenos a los malos. Es verdad que estamos agotados de tanta tontería, de tanta propaganda de bla bla bla y poco gestionar, hacer, solucionar. 

Pablo Iglesias, no mereces ser Presidente del Gobierno porque no habéis salido de las aulas y de los púlpitos. Es cierto que sí tenemos algo que agradeceros en España, y es ese azote necesario a los que se creen impunes. Pero eso no es gestionar un país ni mucho menos. Para gestionar un país hace falta mucho más que tener piquito de oro. Y, ahora, ni siquiera tenéis ese piquito de oro que os encumbró, porque se os ha visto el plumero más pronto que tarde. Sólo hace falta observar los apoyos que os han quedado. Los nulos apoyos, en cuanto a valor se refiere.

Dice muy poco de vosotros que prefiramos, en este país, a los corruptos que a vosotros. Dice muy poco a vuestro favor. 
Analizadlo.

8 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Como yo ya dije y avisé desde el mismo momento en que surgió Podemos (esa cosa), y lo que dije está escrito en los blogs, no voy de momento a añadir nada más. Quizá algún día, pero por ahora... ¡qué pereza!

VENTANA DE FOTO dijo...

Cuando veo como funciona la democracia en otros paises europeos, siendo envidia sana de ese país...los políticos no tienen tantos privilegios como aquí y hacen una verdadera política social. Hace poco, en españoles por el mundo escuchaba como la Universidad además de ser gratuita, el estudiante tenía una paga...así se explica que los jóvenes se independiazran a los 19 años.

Besos

Campurriana Campu dijo...

Juan, ¡qué alegría verte por aquí! He pensado en ti y te he echado de menos. Es cierto que da un perezón tremendo. Pero bueno, últimamente sólo analizo lo que veo y, desgraciadamente, éstos se hacen ver de alguna manera o de muchas.
Te doy toda la razón, sin embargo. Además, como he dicho, no sólo de discursos vive el hombre.

Ventana, no quisiera tirar piedras contra mi propio tejado. Algo bueno tendrá España. Somos aquí demasiados; muchos más que en otros países. Eso también hay que tenerlo en cuenta. También nos condiciona nuestra condición, valga la redundancia, de latinos.
Si es que no podemos compararnos y también tenemos cosas buenas.
Dime que sí.

Chaly Vera dijo...

Bueno, bueno, leo que que te gusta la corrupción y estoy seguro que mediante tu voto apoyas al PP, eso mismo hacen esos venezolanos que apoyan a Maduro.

Adios

Matías dijo...

Gastar el dinero de todos en el absurdo debate de los dos últimos días, es algo nauseabundo. 350 políticos cobrando por intervenir en una pantomima no es de recibo.
La mayoría de los españoles sabemos de sobra los muchos casos de corrupción que salen a la luz, elevados al infinito por la prensa sectaria, dejando claro que la justicia está funcionando activamente y sin contemplaciones contra esa lacra.
También sabemos que estos nuevos políticos populistas radicales, no son la salvación del país, vienen con el revanchismo de otro tiempo que casi nadie conocimos, han llegado ahí aprovechando la terrible crisis, haciendo utópicas promesas a toda esa juventud desorientada y sin esperanza.
Yo espero que el tiempo ponga las cosas en su sitio, que nuestros políticos se dediquen a hacer política en lugar de pantomimas y que acertemos en la elección a la hora de votar.





Campurriana Campu dijo...

Chaly, lees un poquito mal. Pero bueno, si lo quieres entender así, no seré yo la que te haga cambiar de opinión porque sé, de antemano, que no lo voy a conseguir ni lo pretendo. No me gusta ese adiós, pero si es lo que deseas, no hay más que hablar.

Matías, ojalá me convenciesen mínimamente los que están por venir. Creo que, a pesar de todo, nos están gobernando los más sensatos y los más formados, así que imagínate.

Un abrazo a los dos. Me alegro de veros. Siempre me alegro.

Rud dijo...

Hola, Campurriana
Es difícil que un político llene las expectativas de sus seguidores, que la mayoría no han estudiado Derecho, ni Ciencias Políticas, y, mucho menos poseen conocimientos de Administración Pública.
Es sano para la buena gestión pública que de pronto aparezca alguien que les mueva el piso a los políticos de siempre, pero con excelentes propuestas y formación para llegar a la Presidencia del Gobierno. No se puede votar por alguien que sólo persiga el poder sin estar preparado para afrontarlo.
Saludos, con afecto

Campurriana Campu dijo...

Rud, totalmente de acuerdo contigo. ¡Cómo no iba a estarlo!
La verdad es que se ve a cada elemento por ahí... Y no dudo de las buenas intenciones, en muchos casos, la verdad. Pero, claro, no sólo de buenas intenciones se debe componer el Gobierno de un país. O, al menos, eso es lo que pienso cuando veo que existe muy poca profesionalidad en todos los sentidos. Y ya no hablo sólo de gobernar...
Quieren gobernar, además, tirando todo por medio. Y así no es. El sistema no es el que está viciado, sino las personas. Sigo pensando esto.

Un abrazo. Con mucho afecto.