31 de diciembre de 2006

Babel


En un mundo de incomunicación y de recelo, de sensibilidades opuestas, de carnicería diaria, de miradas de soslayo, de barreras físicas y morales, quizá sea la violencia lo que nos une. La de unos que afecta a otros. La de los otros que afecta a los unos. ¿Quién empezó la guerra?. Cualquiera de ellas: las que enfrentan a países contra países, a países contra terroristas, a amigos contra vecinos...

6 comentarios:

Campurriana dijo...

Una película dura...escenas muy intensas y muy creíbles. Crítica social muy palpable.
Llama la atención cómo se describen algunos comportamientos tan despreciables y tan reales....egoísmo ya casi cercano a la maldad, como es el de los turistas que acompañan a la pareja protagonista...
Y lo triste es que sabemos que no se trata de ficción, que es un fiel reflejo de la realidad más cercana.

coco dijo...

Yo espero verla este fin de semana... aunque con el lío de los Reyes... a lo mejor queda para el próximo.

campurriana dijo...

Pues ya contarás tus impresiones, Coco...
Éste es un director que peca en algunas ocasiones de extremista...aunque también es positivo a veces ver los extremos para poder valorar las cosas de otra manera.

coco dijo...

Es un peliculón. Te quedas clavado en la butaca hasta que acaba, una sensación de desasosiego hasta el final.
Se muestra la frustración, la rabia, el amor de forma descarnada y cruda que te revuelve las tripas.
Lo que más me emparanoió fue que los dos niños se perderían y morirían en el desierto; por algo hecho con la mejor de las intenciones se complique hasta casi acabar con la vida de alguien. Me ha encantado.

la pantera rosa dijo...

Una gran película. De lo mejor que he visto ultimamente...
Puede que "Tokio" no aporte demasiado pero... muy buena.

maria dijo...

Aún la ví ayer, pero me uno a las críticas positivas, me gustó mucho. De los guiones más sólidos que he visto últimamente, es impecable.
Y también me impresionó muchísimo el trozo del desierto...

Muy recomendable: Babel