18 de enero de 2007

La Caja de Pandora

... la misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído...

6 comentarios:

El mendigo dijo...

Galletita...te sales. Dile a Arale que te suba el sueldo, te lo estás ganando.

Buena bloguera, si señora.

¿Y a mi que esa pintura me recuerda a cierto vaquero necio que ahora no sabe como cerrar la puta cajita? :p

Raíña Loba dijo...

Me había olvidado que a tí también te gusta Neruda.

Algunos de sus versos hacen que se me ponga la piel de gallina.

"Puedo escribir los versos más tristes esta noche..." así es como empieza, y esta frase me encanta.

Campurriana dijo...

¿Y quién abrió la caja?....¿Realmente la curiosidad femenina puede llegar a corromper este mundo de tal manera?...
Entre esto y lo de la manzana....
:)

maria dijo...

Mendigo, que no me llega el presupuesto!!! :-P Pero la verdad es que la niña se lo curra, así da gusto...Intentaré hacer algo más cuando tenga tiempo, pero anda tan escaso últimamente...
Espero veros pronto. bicos

El mendigo dijo...

Campu, la curiosidad nos hizo bajar de la rama del árbol. Si Eva no hubiera mordido la manzana de la sabiduría, no sería mujer.

Más que un defecto, yo creo que es una virtud. Te recuerdo que esas leyendas (Pandora o Eva) puede que tengan sus raíces en un tiempo en que el saber era transmitido por las mujeres del clan.

Bicos ás dúas, estades facendo un tándem moi apañadiño.

maria dijo...

Gracias, meu rei ;-)