23 de julio de 2007

Cantando bajo la lluvia

Un día en el que se han mezclado el sabor del mar con el de la lluvia, la arena blanca de las islas con las olas que llegaban con fuerza a la orilla, los caminos hacia el faro con los diferentes cantos de las gaviotas en época de cría, las vistas, los veleros, el cielo grisáceo, los manteles bajo los árboles, las risas, las anécdotas y la voz de aquellos que siguen cantando...

2 comentarios:

Campurriana dijo...

Las Cíes siguen estando espléndidas sin depender su belleza de los colores que las rodeen...

Raíña Loba dijo...

Me gusta un día de lluvia en verano, perfecto para leer, tirarse en el sofá, salir a pasear y mojarse...me gusta menos si hay que trabajar :P
Ahora no deja de sonar en mi cabeza la canción de bailando bajo la lluvia, seguro que tú también has pisado alguna vez un charco :)